Monitoreará Tlachinollan actividades electorales el día 1º de julio, anuncia

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Jun 25, 2018

Son por posibles agresiones a periodistas y observadores


Tlapa, 24 de junio. La dirección de comunicación del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan informó que, junto con la Red Rompe el Miedo, realizará el monitoreo del trabajo que realicen periodistas, defensores de derechos humanos y observadores electorales durante la jornada electoral del próximo domingo ante alguna posible agresión.

Sergio Ferrer, encargado de la dirección de comunicación, informó que Tlachinollan será la encargada del monitoreo en el estado de Guerrero del trabajo que realicen periodistas, defensores de derechos humanos y observadores electorales.

“Este año, la Red tiene entre sus labores realizar acciones de prevención ante posibles agresiones a periodistas, defensores y observadores durante la jornada electoral, así como implementar estrategias que permitan mitigar los efectos de las agresiones que se consuman”.

Detalló que el pasado 19 de junio diversas organizaciones presentaron en un foro, en el cual participó Tlachinollan, un posicionamiento frente a los informes presentados por los relatores especiales para la libertad de expresión de la ONU y de la CIDH, David Kaye y Edison Lanza, en Naciones Unidas.

En dicho foro se criticó que ninguno de los candidatos a la Presidencia haya tomado postura frente a la situación que vive México en cuanto a la libertad de expresión y los periodistas.

Sergio Ferrer reiteró el mensaje de comunicadores indígenas de demandar cese a la criminalización y respeto para las radios comunitarias indígenas de Guerrero, además, por parte de reporteras y reporteros, exigir el esclarecimiento de los asesinatos de periodistas ocurridos, y reclamar un respeto irrestricto a la libertad de expresión y garantías para su ejercicio pleno.

Explicó que algunas de las agresiones más realizadas son allanamientos, amenazas, ataques físicos, ataque a bienes materiales, ataque en redes de comunicación digitales y sistemas informáticos, así como alteración o remoción de la información y la vigilancia ilegal de comunicaciones.