La pasada elección fue un mandato tajante de la sociedad para las autoridades electas Foto: Hervey Valencia

La pasada elección fue un mandato tajante de la sociedad para las autoridades electas

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Jul 14, 2018

Les debe caer el veinte de la confianza que se les depositó; no es un cheque en blanco

La población ya se dio cuenta de su poder; llamará a juicio a los que fueron elegidos: Benjamín Sandoval


La elección del 1º de julio fue un mandato tajante de la sociedad para las nuevas autoridades, para los nuevos legisladores que constituirán el gobierno de la Cuarta Transformación, y quienes no tengan la capacidad para entenderlo y estar a la altura van a sufrir las consecuencias, alertó el director del Centro de Formación Política Juan R. Escudero, Benjamín Sandoval Melo.

Dijo en entrevista que la sociedad ya se dio cuenta de su poder y llamará a juicio a los que ahora fueron elegidos.

“No es un cheque en blanco”

Estos, a su vez, añadió, no podrán contar con un bono democrático que les permita hacer lo que quieran, sino con un mandato muy fuerte, porque lo que la sociedad quiso fue cambiar de régimen, acabar de una vez con las prácticas políticas clientelares, con la compra de votos, con la coacción del voto, pero también dar un giro a la economía y decir ya no más neoliberalismo.

“Lo que tiene que quedar claro a Morena y a toda la clase política que se ha empoderado –advirtió-, es que este mandato no es un cheque en blanco. Ya demostró la sociedad que de aquí en adelante, la decisión de la sociedad, si no se le cumple, va a actuar en consecuencia, va a castigar, hoy se mostró el poder de la sociedad”.

-¿Ya sabe cómo castigar?

-Ya sabe cómo castigar también.

-Hubo gente que participó por convicción, otros por oportunidad y otros ni siquiera hicieron campaña. ¿Estarán a la altura del reto que esto implica?

-Deben estarlo. El mandato es determinante: se alinean o se alinean. Ese es el mandato. El voto que se dio es un voto muy fuerte, no en términos de lo que implicó, sino el mandato que se le dio a la fuerza política, que se depositó esta confianza. Entonces, todos, tanto senadores como diputados federales, locales, gobernadores, alcalde, diríamos la situación siguiente: más vale que les caiga el veinte. La lección que dio la sociedad es muy fuerte, es contundente, por eso se tiene que actuar en ese sentido y en esa dirección. Obviamente también se votó un cambio de régimen económico, cambiar la dirección económica: no más neoliberalismo. Tiene que gobernarse, separando la economía y el Estado.

-En eso de tener que alinearse, a veces se piensa que la votación masiva en favor de una fuerza política, fortalece a esa expresión política y le da manga ancha. ¿En este caso no es así?

-Podría pensarse, y ese es uno de los elementos que están ahí planteándose, que hay un riesgo en el hecho de haber mandatado de esta manera. Lo que tiene que quedar claro a Morena y a toda la clase política que se ha empoderado, es que este mandato no es un cheque en blanco. Ya demostró la sociedad que de aquí en adelante, la decisión de la sociedad, si no se le cumple, va a actuar en consecuencia, va a castigar, hoy se mostró el poder de la sociedad.