No habrá avasallamiento hacia regidores de otros partidos, asegura edil electo de Morena Foto: Tomada del Facebook

No habrá avasallamiento hacia regidores de otros partidos, asegura edil electo de Morena

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Jul 25, 2018

El próximo cabildo acapulqueño estaría en riesgo de parálisis legislativa, dice

Se buscará consenso donde no haya unanimidad, afirma Hugo Hernández, coordinador de morenistas


El recién designado coordinador de los regidores electos de Morena, Hugo Hernández Martínez, afirmó que en el próximo Cabildo no habrá avasallamiento hacia las fracciones de otros partidos, porque eso generaría el riesgo de una parálisis legislativa ya que, juntos, los regidores de oposición tienen mayoría.

En entrevista, después de que el martes por la tarde fuera designado coordinador por parte de sus compañeros ediles, Hernández Martínez señaló que los regidores de Morena son 11, mientras el resto de los ediles son 12.

Dijo que sería muy fácil negociar para tener un voto más y obtener mayoría, sin embargo, si los demás partidos al verse avasallados de esta manera quisieran vengarse podrían salirse todos de la sesión, romper el quórum y generar la parálisis.

Hernández Martínez fue designado coordinador durante una reunión que tuvieron los ocho regidores de Morena, en un restaurante de la Costera, la tarde del lunes. Ahí compitió contra otra regidora, Azucena Uribe, quien solo tuvo un voto, y él siete.

En entrevista realizada la mañana de ayer, dijo que hasta ese momento aún no se había reunido con la presidenta municipal electa, Adela Román Ocampo, y señaló que ella ofreció llamar a los regidores en cuanto hubiera una oportunidad de reunirse, por lo que “estamos esperando su llamada”.

Lo que viene ahora, dijo, “es más trabajo”, pues como coordinador estará obligado a generar los consensos entre sus pares, ser vocero y representar a sus compañeros de bancada en los temas donde haya unanimidad, y donde no, generar esos consensos.

“Debemos quitarnos el chip de la campaña y colocarnos el chip de que somos un gobierno electo, un cabildo electo que a partir del 30 de septiembre vamos a ser un cabildo en funciones”, señaló.

En lo externo, señaló que tendrá que reunirse con quien sea coordinador o coordinadora del PRI y los representantes de partido. “Yo soy partidario de que se deben generar los consensos para que se dé la mayoría parlamentaria. No debemos incurrir en lo que se da en otros congresos, de avasallar a los contrarios”, dijo, y puso como ejemplos los casos que están ocurriendo en otros estados donde ante el resultado de la elección, varios gobernadores están tratando de utilizar lo que les queda de mayoría en las actuales legislaturas para imponer cambios en su beneficio. Aunque esos ejemplos corresponden a congresos y en este caso es un cabildo, refirió que el patrón es el mismo.

Por ello, consideró que es mejor tomar decisiones mediante acuerdos, y de este modo legitimar su actuación. “Podemos planchar los asuntos, el problema es que podemos correr el riesgo de incurrir en una parálisis legislativa. Qué tal si en una votación importante se salen 12 de ellos, porque actuamos como una aplanadora. No queremos una parálisis legislativa, queremos convencer a los partidos y a la sociedad de que nuestras propuestas son importantes, traen beneficios y resuelven problemas”, señaló.