Reducir los salarios de servidores públicos generará demandas, prevé abogado laboral

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Jul 29, 2018

Los organismos públicos descentralizados se rigen por otro sistema, dice Pablo Solís

La medida pudiera ocasionar al erario cuantiosas liquidaciones e indemnizaciones, considera


Atoyac, 28 de julio. La propuesta del presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador de reducir los sueldos de los servidores públicos generará demandas laborales entre los que forman parte de los organismos públicos descentralizados, debido a que éstos se rigen por un sistema salarial diferente, manifestó el abogado laboral, Pablo Solís Nava.

Indicó que mientras los salarios de los servidores públicos se regulan por el apartado B del artículo 123 constitucional, los de los empleados de organismos como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) o el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), por ser autónomas y tener patrimonio propio se rigen por otro sistema, y son de ellas de donde pudieran salir las demandas laborales si AMLO aplica la austeridad republicana que impulsa cuando tome el poder el próximo 1º de diciembre.

Las posibles demandas laborales que la medida pudiera generar costará al erario público cuantiosas liquidaciones, y las indemnizaciones podrían ser jugosas en el caso de los altos funcionarios que, en algunos casos, tienen sueldos de cientos de miles de pesos mensuales.

Cuestionado sobre su opinión sobre la postura que han manifestado los alcaldes electos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de unirse a la austeridad republicana, respondió que “no les queda de otra”, pues ese partido quedó en una situación que limita su capacidad de gestión en el Congreso local y el Congreso de la Unión, pues carecen de mayoría legislativa.

“El PRD quedó en una posición muy complicada, porque ni siquiera sumándose los partidos que firmaron el Pacto por México tienen mayoría. Decimos que no le queda de otra porque el PRD lo que quiere es presupuesto”, puntualizó.

Solís Nava confió en que la austeridad republicana que promueve AMLO se complemente con políticas que eviten que los representantes populares se sirvan con la cuchara grande, es decir, que desaparezcan los diezmos de las obras publicas que se hacen, los bonos que se auto aprobaban los senadores y diputados federales y locales y otro tipo de irregularidades.