Acapulco necesita una gran cirugía en seguridad pública, afirma Adela Román Foto: Rubén Vázquez Santiago

Acapulco necesita una gran cirugía en seguridad pública, afirma Adela Román

Escrito por  Abby Perezcano y Roberto Ramírez Bravo Ago 01, 2018

Quien no brinde resultados en el área se tendrá que ir, advierte la alcaldesa electa

Es necesario el apoyo de la sociedad y las organizaciones para poder afrontar el reto, reitera


La alcaldesa electa de Acapulco, Adela Román Ocampo, advirtió que en su gobierno se irá quien se tenga que ir del área de seguridad pública. Señaló que en el municipio hay muchas necesidades, una de ellas es la seguridad, por lo que se buscará el apoyo de gente experta en el rubro y se despedirá a quienes no brinden resultados.

En declaraciones a reporteros al asistir a la presentación de la agenda del sector privado de Guerrero a los presidentes municipales electos, en el salón de un hotel de la zona Dorada, destacó que el municipio requiere de una gran operación quirúrgica.

“En Acapulco todo es prioridad, porque hay muchas necesidades, es la población más grande del estado, es la ciudad más complicada en materia de seguridad a nivel República e incluso a nivel internacional, entonces Acapulco necesita una operación quirúrgica completa”, expresó.

La alcaldesa indicó que se trabajará en la capacitación, certificación y depuración de los policías municipales y en el mejoramiento de sus salarios, y se buscará el auxilio de gente experta en la materia.

“Vamos a auxiliarnos de gente experta en el área; se va a ir de seguridad pública quien se tenga que ir y llegará la gente comprometida en ese rubro”, aseveró.

Al preguntarle quienes se irán de seguridad pública, respondió que se refería a “quienes no cumplen con lo que la ley mandará en materia de seguridad”.

Coincidió con la petición de empresarios de que el delito de extorsión tiene que regresar al catálogo de delitos graves.

Añadió que para combatir la situación de violencia se necesita del apoyo de la sociedad, por lo que, en cuanto inicie su administración, organizará a la sociedad en grupos vecinales que colaboren con el gobierno municipal.

Es necesario el apoyo de la sociedad para afrontar el reto, dice

Cuando faltan justo dos meses para asumir el nuevo gobierno, la presidenta electa Adela Román Ocampo definió: “Lo que tenemos enfrente es un gran reto, que Adela Román y el Cabildo no podrán afrontarlo si no cuentan con el apoyo de los grandes sectores sociales, empresariales, organizados”.

Al participar en el evento Presentación de la agenda del sector privado de Guerrero a los presidentes municipales electos, organizado por la Concaingro, Román Ocampo recordó que Acapulco fue calificado en 2015 como un municipio con “una economía acabada”, en pobreza extrema, y destacó que enfrenta deudas en Capama y en casi todas sus áreas, y problemas de basura en plenas temporadas de vacaciones y de lluvias.

En materia de seguridad, dijo, la gente está reclamando “porque tenemos la economía parada, estancada, porque hay cobro de piso desde el que vende chiles y jitomates hasta los grandes empresarios. Nos han reportado que no les dan una obra, algunos ingenieros, cuando ya les está hablando la maña, que saben el precio del contrato, dónde está establecida la obra, y la gente tiene que acceder”.

Sin embargo, expresó que su función no será la de actuar de manera persecutoria con las actuales autoridades, pues eso corresponde a otras instancias. “Se tiene que auditar todo, se supone que la Auditoría Superior del Estado está haciendo lo propio, ese es su trabajo, a ellos corresponde poner las denuncias respectivas, demandar lo que tenga que demandar, dar vista al ministerio público federal si son recursos federales. Que cada quien haga su chamba”, señaló.

Cuestionada sobre las llamadas autodefensas, señaló que estas surgen ante la necesidad de la sociedad ante la incapacidad del Estado por brindar seguridad, que es una obligación constitucional. “Yo comulgo con la Policía Comunitaria cómo surge, con qué conceptos surge en los grupos indígenas, coincido con la Ley 701, que surge en base a experiencias en muchos lugares del mundo, en donde los grupos originarios en distintos países han estado resistiendo, y, sobre todo, tienen como base el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo”, señaló.

Al hablar ante los empresarios, Román Ocampo señaló que se revisará la situación existente en Capama, el adeudo con la Comisión Federal de Electricidad (para lo cual desde la próxima semana buscará el acercamiento con su próximo titular, Manuel Barlett Díaz y con el actual), y buscará que en los primeros 100 días de su gobierno se ponga en marcha el Plan Director Urbano del municipio, que está detenido desde el gobierno de Luis Walton Aburto.