Imprimir esta página
Acapulco tiene que ser el gobierno insignia de Morena, propone dirigente Foto: La Jornada Guerrero

Acapulco tiene que ser el gobierno insignia de Morena, propone dirigente

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Ago 23, 2018

Llama Pablo Sandoval a sus diputados a apoyar a Adela Román


 “Acapulco tiene que ser el gobierno insignia de Morena”, dijo el dirigente estatal de este partido, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, e instó a los diputados de esta fracción a apoyar a la alcaldesa electa Adela Román Ocampo para que la apoyen sin restricciones.

Luego, se dirigió a ella y le dijo: “Adela Román, no vas a estar sola”.

El encuentro se llevó a cabo en un restaurante de la Costera, en el que estuvieron presentes 19 de los 21 diputados electos de Morena –con la sola excepción de Yoloczin Domínguez Serna y Teófila Plateros-, Pablo Sandoval y el enlace nacional César Núñez Ramos, junto con Adela Román.

“Los gobiernos de Morena tienen que marcar un antes y un después –prosiguió Sandoval Ballesteros-. Adela Román es una gran mujer, una luchadora, se merecía ganar la elección sin duda, y el pueblo de Acapulco se merecía tener una presidenta como Adela Román”.

El dirigente instó a los diputados locales a darle todo su apoyo para que Acapulco pueda superar sus grandes problemas.

En la misma sesión, Núñez Ramos dijo que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que “debemos trabajar en unidad” y llamó a los legisladores a dejar atrás las diferencias que pudieran haber surgido durante la precampaña.

“Es el momento de iniciar un proceso firme de reconciliación, no sólo en el interior del partido, sino en toda la sociedad”, señaló. También se dirigió a Román Ocampo, a quien le dijo que “siempre he tenido confianza en ti, no solo por los antecedentes históricos de don Nicolás Román Benítez (padre de la presidenta electa)” y recordó las acciones de su progenitor, quien fuera luchador social junto con Pablo Sandoval Cruz (abuelo de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros), que incluso defendió la soberanía ante amenazas externas.

El encuentro se llevó a cabo durante el receso en otra reunión en la que, a puertas cerradas, los legisladores electos analizaron temas de la próxima asunción de la nueva legislatura. A la hora de la comida, se reunieron con Román Ocampo.

En su oportunidad, la alcaldesa electa agradeció las menciones a su padre, y les demandó a los legisladores locales el apoyo a su gobierno que comenzará el 1 de octubre –aunque ella tomará posesión 12 horas antes, el 30 de septiembre-, pues recordó que el municipio se encuentra en los primeros lugares de violencia, de pobreza extrema. Dijo que a Acapulco no le han hecho justicia los gobiernos de la Federación por décadas.

“Por eso hoy tenemos un reto enorme, y si no se cuenta con el apoyo de ustedes, no vamos a poder cumplir ese gran sueño de Andrés Manuel López Obrador y nuestro, de un Acapulco nuevo, diferente”, dijo, y a su vez, ofreció a los legisladores el apoyo del municipio en la función que estos tienen como gestores. Señaló que afortunadamente López Obrador tiene a Guerrero como su “segunda patria chica”, a diferencia de otros presidentes que solo han visto la gran veta de oro más grande de América Latina o sus grandes recursos naturales, sin que esto se vea reflejado en el bolsillo de los trabajadores.