Líderes de la corriente interna perredista IDN y de Unidad Popular de Iguala informan de su fusión. Líderes de la corriente interna perredista IDN y de Unidad Popular de Iguala informan de su fusión. Foto: Raúl Aguirre

Se fusionan la corriente perredista IDN y la Unidad Popular de Hernández Cardona

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Oct 21, 2017

Piden investigar los asesinatos de todos los luchadores sociales


Miembros de la Izquierda Democrática Nacional (IDN) y de la Unidad Popular, que fundó el extinto dirigente Arturo Hernández Cardona, se unieron para formar una nueva corriente al interior del PRD con las siglas IDN-UP, informaron en conferencia de prensa el presidente del Consejo Estatal y virtual dirigente estatal de la nueva corriente, Higinio Torres Lucena, y Soledad Hernández Mena, la hija de Hernández Cardona.

Los integrantes de la nueva corriente demandaron castigo a los asesinos del ex presidente estatal del PRD Ranferi Hernández Acevedo y de su familia, así como de los líderes perredistas y ex perredistas eliminados recientemente.

A la conferencia asistieron, además, la ex diputada federal Florentina Rosario Morales, el ex panista Jorge Pérez Villanueva, el dirigente perredista de Marquelia Oscar Bustos –quien aclaró que sólo acudía en carácter de invitado–, el ex diputado federal Proceso González Calleja, así como dirigentes perredistas de Ometepec, San Marcos, Juan R. Escudero, Tlacoachistlahuaca, Tlalchapa, Tlapehuala, Coyuca de Catalán, Pungarabato y Ajuchitlán.

Torres Lucena dijo que “es nuestra voluntad” crear IDN-UP, para cambiar las condiciones de pobreza y pobreza extrema que existen en Guerrero, y señaló que la nueva corriente se avocará a revisar los trabajos en el proceso electoral que se aproxima.

Dijo, en cuanto a los asesinatos de dirigentes, que hay una “guerra sucia”, porque no puede ser coincidencia que uno tras otro estén siendo aniquilados los que se han caracterizado por impulsar una lucha en favor de un cambio y de los derechos humanos.

El dirigente afirmó que la nueva corriente ha planteado tres peticiones concretas: una, que se revise y modifique la estrategia para combatir la violencia; dos, que se investigue y procese a los autores materiales e intelectuales de los asesinatos de todos los luchadores sociales, y tres, que se combata sobre todo las causas de la violencia, no sólo a esta.