El Presupuesto, desequilibrado y politizado: diputados morenistas Foto: La Jornada Guerrero

El Presupuesto, desequilibrado y politizado: diputados morenistas

Escrito por  Héctor Briseño Ene 07, 2019

La iniciativa castigaba a alcaldías de Morena y priorizaba el gasto corriente, señalan

Proponemos destinar más recursos a invertir en obras de agua y drenaje: Ossiel Pacheco Salas

Tlapa recibiría poco más de un millón de pesos, y Mochitlán, 196 mdp, compara Zeferino Gómez


El proyecto del Presupuesto de Egresos 2019 presentado por el gobierno estatal al Congreso local en diciembre pasado castigaba a municipios gobernados por Morena, como Iguala y Acapulco, aseguraron legisladores del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En improvisada conferencia de prensa en un restaurante de la Condesa, diputados de Morena recalcaron que fue por ello que tomaron tiempo adicional para no aprobar la propuesta original enviada por el gobernador Héctor Astudillo Flores al Poder Legislativo.

El legislador Ossiel Pacheco Salas expresó que “teníamos el derecho de hacer adecuaciones al presupuesto, el cual presentaba recursos excesivos para gasto corriente”.

Pacheco Salas enfatizó que el objetivo del grupo parlamentario de Morena es destinar más recursos a inversión e infraestructura, obras de agua y drenaje, e informó que el dictamen está listo y será presentado el próximo martes al resto de legisladores.

El diputado Moisés Reyes Sandoval sostuvo que “el presupuesto castigaba a municipios gobernados por Morena, como Iguala y Acapulco”.

Expresó que “irresponsable hubiera sido aprobar un presupuesto sin anexos”, más allá de que fue entregado de manera tardía y por partes.

Reyes Sandoval ejemplificó que en el caso de Acapulco fueron etiquetados 100 millones de pesos, y para Iguala, la tercera ciudad más importante de Guerrero, 8 millones de pesos.

Legisladores de Morena advirtieron que, salvo la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, la Universidad Autónoma de Guerrero, la Fiscalía General del Estado y el Tribunal Superior de Justicia, el resto no presentó sus anexos, lo cual representa 90 por ciento de las dependencias.

El diputado Zeferino Gómez Valdovinos puntualizó que “no sabíamos cómo estaba distribuida la inversión”.

Sentenció que “no estamos fuera de la ley, si el 31 de diciembre no se aprobaba el Presupuesto de Egresos, todavía tenemos enero para seguir revisando; lo que queremos es no caer en la irresponsabilidad en lo que se refiere al Presupuesto de Egresos”.

Gómez Valdovinos criticó que originalmente Tlapa, uno de los municipios más grandes de La Montaña, recibió poco más de un millón de pesos para una sola obra; mientras que para Mochitlán fueron etiquetados 196 millones de pesos.

Recalcó que “no aceptar el presupuesto no fue un asunto de grilla, no nos interesa estar peleando con el Ejecutivo estatal”.

El diputado Marco Antonio Cabada Arias detalló que el rango del presupuesto original es de 57 mil millones de pesos, el cual se elevó a casi a 60 mil millones de pesos por recursos adicionales asignados de la Federación, y ese es el excedente que se revisa.

Especificó que el recurso destinado a salud casi se quita, pues lo absorberá el gobierno federal.

Insistió en que el objetivo es reorientar la inversión de la obra pública, así como el incremento de 150 millones de pesos para el rubro de seguridad pública, en el que se incluye la construcción del C-5 (Centro de Control, Comando y Cómputo) en Acapulco.

Mencionó que uno de los proyectos previstos es la construcción de un puente en La Sabana, en la periferia del puerto.

Cabada Arias admitió que lo ocurrido en el Congreso local, al no aprobar el Presupuesto, es una situación inédita, pero subrayó que no se trataba solamente de alzar la mano, sino de modificar los rubros y hacer propuestas en la asignación de recursos.