La deuda y la inseguridad de Acapulco se dieron en los últimos cuatro trienios: síndico Foto: Rubén Vázquez Santiago

La deuda y la inseguridad de Acapulco se dieron en los últimos cuatro trienios: síndico

Escrito por  Abby Perezcano Ene 21, 2019

Concentraron el dinero público en unas cuantas familias, acusa


El síndico administrativo del ayuntamiento de Acapulco, Javier Solorio Almazán, señaló que la deuda del municipio fue generada en las últimas tres o cuatro administraciones.

Manifestó que el tema de la inseguridad fue ocasionado por esas malas administraciones que concentraron el dinero público en “unas cuantas familias”.

Entrevistado en su oficina, Solorio Almazán afirmó que en 100 días del gobierno municipal que encabeza Adela Román Ocampo ha habido avances significativos, sobre todo en materia de transparencia y servicios públicos.

Mientras que en materia de seguridad reconoció que aún hay mucho por hacer, pero dijo que es responsabilidad de los tres niveles de gobierno actuar para combatirla.

El síndico informó que durante la comparecencia de la secretaria de Finanzas, Soraya Benítez Radilla, ante la Comisión de Cabildo, la funcionaria explicó que se utilizó todo el dinero de la línea de crédito de hasta 180 millones de pesos que otorgó Banorte al ayuntamiento.

Indicó que el préstamo fue necesario porque se necesitaron casi 400 millones para el pago de aguinaldos, quincenas y prestaciones de trabajadores, “de lo contrario no se hubieran podido solventar todos los gastos de fin de año”.

Javier Solorio reiteró que la actual administración recibió el ayuntamiento “con el mayor desastre financiero de la historia de Acapulco”, pues había un adeudo de 233 millones del ISR y de 500 millones de la deuda de la Capama con la CFE, entre otros que se adquirieron en la administración del priísta Manuel Añorve.

Comentó que, de acuerdo con un balance que hizo la Contraloría a finales del año pasado, la deuda que había en el municipio era de alrededor de 2 mil 700 millones de pesos.

“Yo te puedo decir que sí hay mucho avance y es más que nada en la transparencia, pues anteriormente los secretarios de Finanzas no comparecían a pesar de que la ley determina que tienen que comparecer cada mes ante la Comisión de Hacienda o incluso ante el pleno del Cabildo”.

Aclaró que la deuda del municipio no solamente fue culpa de la anterior administración que encabezaba el perredista Evodio Velázquez, sino que “es de cuando menos las últimas tres o cuatro administraciones, porque parece ser que sí se ha puntualizado mucho sobre la última administración”.

En cuanto al tema de inseguridad, señaló que también “es el resultado de décadas de malas administraciones, de décadas que el dinero que ha sido público se ha concentrado en unas cuantas familias y han desatendido las cuestiones más básicas de una población”.

Consideró que para revertir la situación de violencia se necesita entrar a fondo en la educación principalmente de los niños de primaria.

Sobre el desempeño del secretario de Seguridad Pública, Giovanni Mejía Olguín, consideró que está haciendo un buen trabajo, pues afirmó que al interior de la Secretaría “ya no existen esas mafias que existían”.

Sin embargo, señaló que la seguridad no depende solamente del secretario de Seguridad Pública del municipio, sino de los tres niveles de gobierno, por lo que hizo un llamado a la Coordinación Estatal de Reconciliación y Construcción de la Paz, antes Grupo de Coordinación Guerrero, a otorgar resultados.