Denuncian mujeres violencia política de partidos en la elección pasada Foto: Dassaev Téllez Adame

Denuncian mujeres violencia política de partidos en la elección pasada

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Mar 08, 2019

“Luchamos contra unos pillos”, expresa la ex perredista Carbajal Salgado


Chilpancingo, 7 de marzo. Mujeres que participaron en el proceso electoral pasado para ocupar un cargo de elección popular denunciaron que dirigentes de sus partidos se volcaron contra la paridad de género.

Ofrecieron su testimonio sobre los tipos de violencia política en razón de género del que fueron víctimas. “Luchamos contra unos pillos, contra la mafia del poder”, lamentó la ex perredista Zulma Carbajal Salgado. “Nos equivocamos con muchos candidatos de Morena”, agregó la morenista Esther Gómez.

Este jueves la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso del Estado realizó el panel de experiencias en el que mujeres que participaron en el pasado proceso electoral expusieron la travesía que pasaron al ser víctimas de violencia política por no ser “la amiga, la amante, la novia, esposa de; o bien no contar con un padrino que la impusiera”.

No hubo distingo de partidos políticos, lo mismo sucedió con candidatas del PRI, del PRD, de PAN e incluso Morena.

La maestra Esther Araceli Gómez Ramírez, de Morena, lamentó que las mujeres en materia de paridad política “seguimos igual y hasta peor” e incluso criticó que quienes creyeron en una esperanza “estamos cayendo en las mismas políticas y vicios de sometimiento para las mujeres, de humillación en todos los sentidos y vertientes; de nada nos ha servido tantos protocolos, reuniones y tanto bla bla cuando en la práctica seguimos haciendo lo mismo seguimos repitiendo la misma violencia y ahora más cruda porque ahora las redes sociales han ayudado para destrozar vidas, familias y años de construcción sólo porque es adversaria política”.

Gómez Ramírez es maestra disidente de profesión, secretaria estatal de Mujeres y consejera nacional de Morena; presidenta del Comité municipal de Morena en Iguala y participó en el proceso interno para designar a la candidata a diputada federal por el distrito 02 con sede en Iguala, Guerrero, donde no le permitieron llegar por ser mujer de lucha y disidente.

“Si me van expulsar por decir lo que tengo que decir, bienvenida la expulsión; la lucha de las mujeres se da desde cualquier frente”

Lamentó que con todos los cargos que ha ocupado dentro de Morena, no ha podido ejercer la política como tal porque “no se me ha permitido porque soy muy bocona, porque digo las cosas cuando las tengo que decir, porque no ando sobando las espaldas; para que sobo la espalda si al final me vas a dar una patada”.

Criticó que esas situaciones no son gratas para la gran mayoría de la gente, “ni para los dirigentes de los partidos políticos ni para los dirigentes de mi partido político de Morena y que pena por ellos”.

Detalló que a ella la obligaron a ser candidata interna, a participar en una terna para darle legalidad a las que salieran como candidatas.

Lamentó que buscaban a una candidata idónea, “aquella sumisa, aquella que hace compromisos, que si se va a sumar y a hacer lo que le convenga al partido, al instituto, a la política”.

“Y pasó lo que tenía que pasar; de las tres precandidatas internas, soy la que tenía la mayor trayectoria política, la que tenía la mayor comprobación de trabajo de lucha social con maestros, mineros, madres solteras, y aun con eso no hubo una claridad en el proceso interno; dijeron que habría encuestas y nunca supimos dónde se llevaron a cabo esas encuestas, nos cansamos de exigir y nunca se nos dio la calidad de esas encuestas y sólo nos dijeron ella es la candidata (Araceli Ocampo)”.

Gómez Ramírez reconoció que Morena se equivocó con muchos de sus candidatos que ahora ocupan un cargo de elección popular.

Lamentó que al inicio del panel hubiera muchas diputadas y diputados quienes sólo estuvieron en la inauguración y abandonaron la sala “le estamos hablando a sillas vacías, hay fechas importantes que deben ser prioridad y esto debe ser prioridad de quienes de verdad tengan el compromiso de cambiarlo”.

Quienes abandonaron la sala inmediatamente después de la inauguración fueron la secretaria de la Mujer, Mayra Martínez; el presidente de la Jucopo, el diputado de Morena, Antonio Helguera Jiménez; la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Verónica Muñoz Parra, y la perredista Dimna Salgado Apátiga.

En su turno, luego de detallar el viacrucis que tuvo que pasar con las impugnaciones en los tribunales por la violencia política de género que sufrió al buscar la presidencia de Iguala, Carbajal Salgado, entonces del PRD, lamentó que están luchando contra la mafia del poder.

“Aún tenemos miedo porque no peleamos contra una persona, peleamos contra un instituto político, contra mafias de poder enquistada, contra 4 millones de pesos que fue lo que costó la candidatura de Iguala, peleamos contra una mafia de pillos”, dijo.