Quita el TEPJF diputación a Juan Manuel Santamaría, del PVEM Foto: Dassaev Téllez Adame

Quita el TEPJF diputación a Juan Manuel Santamaría, del PVEM

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Mar 15, 2019

Ordena el Tribunal al Congreso local que asigne la vacante a una mujer


Chilpancingo, 14 de marzo. La Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dejó sin efectos la toma de protesta de Juan Manuel Santamaría Ramírez, como diputado local en Guerrero y ordenó al Congreso del Estado asigne la diputación vacante a una mujer.

El pasado 19 de febrero, las diputadas del grupo parlamentario de Morena Norma Otilia Hernández Martínez, Mariana García Guillen, Erika Valencia Cardona, Nilsan Hilario Mendoza, Saida Reyes Iruegas y Blanca Celene Armenta Piza impugnaron ante el TEPJF la toma de protesta de Juan Manuel Santamaría Ramírez como diputado plurinominal por el Partido Verde Ecologista de México, pues argumentaron violación a los principios de paridad, ya que el espacio había sido designado para mujeres y por tanto el Congreso del Estado debió haber tomado protesta a una mujer.

La Sala Regional de México del TEPJF, 23 días después, resolvió a favor de las diputadas y determinó dejar si efectos la toma de protesta de Santamaría como diputado local.

Los magistrados de la Sala Regional de Ciudad de México consideraron que las diputadas inconformes están en su legítimo derecho de interponer el juicio, pues van en representación de su género con la finalidad de que le sean respetados sus derechos político-electorales.

Asimismo se resolvió que ante las licencias solicitadas por las diputadas propietaria y suplente de la fórmula 1 de representación proporcional registrada por el PVEM, la Comisión Permanente del Congreso “debió asignar tal diputación a la siguiente persona del mismo género, a fin de garantizar la participación política de las mujeres y la integración paritaria de dicho órgano legislativo local mediante el respeto de su derecho a ejercer el cargo para el que fueron electas”.

En su defensa, Santamaría Ramírez alegó que la parte actora “carece de interés jurídico porque la toma de protesta no afecta de manera personal, ni directa alguno de sus derechos político-electorales, toda vez que es necesario que ellas hubieren sufrido alguna lesión a sus intereses y en este caso, el acto impugnado no violenta esfera jurídica” y por tanto manifestó que no hay ningún derecho que restituir y consideró que dicho juicio era improcedente.

Sin embargo los magistrados consideraron que las diputadas promoventes sí están en su legítimo derecho pues acuden en representación de todas las mujeres que han sido vulneradas en sus derechos políticos-electorales.

Los magistrados manifestaron que el haber otorgado la diputación a un hombre, en lugar de una mujer –que por derecho le corresponde– “traduce en la tolerancia y permisión  de prácticas que traen como consecuencia la defraudación de la norma o la minimización de su cumplimiento, es decir, el propósito de dichos actos es reducir la participación política de las mujeres en el órgano legislativo, participación que por mandato constitucional corresponde a una mujer”.

Por tal motivo, los magistrados resolvieron dejar sin efectos la toma de protesta de Santamaría Ramírez como diputado local plurinominal y urgió al Congreso del Estado para que realice la nueva asignación de la diputación vacante de tal manera que sea ocupada por una mujer; además de que se tomen medidas para la no repetición de hechos de esta naturaleza.