El extremismo de Trump provoca migraciones masivas: directora de CIP Foto: Especial

El extremismo de Trump provoca migraciones masivas: directora de CIP

Escrito por  Patricia Rumbo Ago 19, 2019

México debe poner fin a su dependencia de EU: Laura Carlsen


La directora del Programa de las Américas del Centro para la Política Internacional (CIP), Laura Carlsen, opinó que el modelo económico extractivista y el extremismo del presidente estadounidense Donald Trump, está provocando migraciones masivas que pasan por México, que no deben atenderse con políticas de contención, sino con la defensa de las libertades civiles y de la igualdad de derechos para evitar problemas sociales en los estados.

En entrevista al asistir al informe del primer aniversario del Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia Minerva Bello, en las instalaciones del Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados Ignacio Manuel Altamirano (IIEPA-IMA), de la Universidad Autónoma de Guerrero -UAGRO) en Acapulco, Carlsen declaró que la migración forzada de unidades familiares de países como Honduras, Guatemala y El Salvador colocan a México “entre dos vientos, está en medio de Centroamérica y Estados Unidos”, y que las políticas de la Cuarta Transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador deben enfocarse hacia “el fin de la dependencia económica con Estados Unidos y la protección a migrantes”.

Los datos históricos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que el flujo migratorio de las últimas décadas es de 600 mil personas por año, fenómeno que varió con la llegada de Trump y de gobiernos de derecha a América Central, que hicieron entrar en caravanas hasta 40 mil personas  porque se incrementó la pobreza e inseguridad, y debido al desmantelamiento de los derechos básicos y la desprotección, “se intensificó la expulsión de la población, hay muchos desplazados porque sus presidentes negociaron con Estados Unidos”, expuso Carlsen.

Indicó que, aunque Guerrero geográficamente no está al paso de los migrantes, sí es de los estados más expulsadores de gente, y que de no actuar como sociedad próximamente en cualquier ciudad del país habrá más mexicanos creyendo que los migrantes “quitan el trabajo y las oportunidades”, en vez de defender sus garantías.