Rechaza la Coduc el FAD; el PRD ya no representa a la izquierda: De la Rosa Peláez

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Ago 22, 2017

La lucha perredista es sólo electoral; abandonó sus principios que le dieron vida, acusa

Prioriza los cargos de representación popular y de dirección del partido que provocan luchas internas


Taxco, 21 de agosto. La Coordinación de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (Coduc), rechazó hoy el Frente Amplio Democrático (FAD), porque la situación de crisis por la que atraviesa actualmente el PRD ha ido alejando al partido de “ser la fuerza política más representativa de la izquierda en México”, informó el secretario general de la organización en Guerrero, Sebastián de la Rosa Peláez.

Informó que a través de un reunión que sostuvieron los integrantes de la Coduc- corriente del sol azteca- a nivel nacional, se denunció que la crisis de su partido es “consecuencia, del abandono de los principios, la línea política y el programa que le dieron vida; su lucha se reduce a lo electoral, incidiendo de manera tímida en las políticas públicas implementadas por los distintos niveles de gobierno; esto ha provocado que, actualmente, para un gran sector de la sociedad, el PRD ha dejado de ser una alternativa de transformación del país”.

Otro de los problemas que enfrenta el PRD, denunció, es que “en aras de alcanzar los espacios de representación popular, ha asumido una práctica clara y abiertamente pragmática, y ha hecho acuerdos electorales indistintamente con fuerzas progresistas y la derecha más conservadora que representa el PAN, sin poner por delante el contenido de un programa de gobierno que pueda sustentar dichas alianzas; eso, lejos de fortalecerlo, lo desdibuja y pierde la confianza de la sociedad mexicana”.

De la Rosa Peláez dijo que el origen del sol azteca se planteó “como objetivo la lucha por la transformación y la democratización de la sociedad así como el combate a las desigualdades; razón por lo que Coduc decidió en años anteriores respaldar ese proyecto político; sin embargo, ahora la coordinación ha cambiado respecto a que el PRD haya colocado en el centro de su accionar político sólo lo electoral y dejado de lado la lucha de izquierda social, y priorice mejor los cargos de representación popular y de dirección del partido, para que las corrientes internas controlen el aparato burocrático partidario, lo que desata y recrudece la disputa interna y agudiza el proceso de descomposición de la vida interna e institucional por la que hoy atraviesa el PRD”.