El estado hará todo lo necesario para atender principales daños: gobernador Foto: Especial

El estado hará todo lo necesario para atender principales daños: gobernador

Escrito por  Abigail Perezcano Oct 03, 2019

Las prioridades: los caminos y el agua potable en Acapulco


El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que el estado hará todo lo necesario para atender las principales afectaciones que se presentaron en la entidad tras el paso de la tormenta tropical Narda.

Indicó que las afectaciones primordiales son las de caminos y el problema del desabasto de agua potable en Acapulco.

En declaraciones después de asistir a la inauguración del Foro Nacional de Investigación en Salud y de inaugurar la escuela primaria Morelos, del poblado de Puerto Marqués, confirmó que ayer llegaría personal de la Dirección de Protección Civil a evaluar las afectaciones en la entidad.

Indicó que los daños siguen y seguirán incrementado, y que también podrían darse a conocer casos de personas fallecidas a consecuencia de las lluvias.

A pregunta expresa, dijo que aún no se tiene el cálculo de la cantidad de recursos que se necesitará para atender las afectaciones en Guerrero.

Comentó que tampoco se tiene estimado todavía cuánto se requiere para reparar los equipos de la Capama, que se hará un proyecto para poder cuantificar los daños.

Enfatizó que “nosotros vamos a hacer todo lo necesario para que haya atención de emergencia, esto es abrir los caminos, hemos dispuesto una gran cantidad de maquinaria por todo el estado y por supuesto la carretera que va a Oaxaca que estuvo cerrada aproximadamente 24 horas, pero ya hay camino”.

Aparecen con vida los 11 jornaleros raptados en Acapulco

En otros temas, el gobernador destacó que aparecieron con vida los 11 jornaleros originarios de Cochoapa que fueron raptados en Acapulco.

“El tema de los jornaleros que habían desaparecido, ya se tiene la información; están en sus casas, están en un lugar donde ya fueron ubicados, de acuerdo a la información, ya los encontraron, están bien”.

Sobre la disminución de los asesinatos en Guerrero que se registró en septiembre, el mandatario estatal reconoció que aún no se soluciona el problema de la violencia, pero dijo que es un buen avance.

“No se soluciona el problema, pero los números fueron menores y eso hay que destacarlo; Guerrero no es un estado que esté ubicado entre los más violentos”, expresó.