Diputados aprueban la legítima defensa como causa justificada ante una agresión Foto: Especial

Diputados aprueban la legítima defensa como causa justificada ante una agresión

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Oct 04, 2019

Avala el Congreso abrir la tribuna a los padres de los 43 normalistas desaparecidos


Chilpancingo, 3 de octubre. Diputados de Guerrero aprobaron establecer en el Código Penal del Estado la legítima defensa como causa justificada ante un acto de agresión dentro del bien inmueble donde se encuentra el hogar o lugar de trabajo, incluidos los bienes comunales, ejidales y de pequeña propiedad en las áreas rurales.

El diputado promovente Omar Jalil Flores Majul manifestó que la legítima defensa es una causa de justificación ante un acto de agresión que pone en peligro la vida y los bienes del sujeto pasivo, no considerándose a esta acción como un homicidio de tipo punible, sino en defensa propia, por ello ha quedado establecido en el Código Penal que es causa de exclusión del delito cuando exista legítima defensa, como causa de justificación cuando se cause daño, lesión o privación de la vida a quien por cualquier medio trate de penetrar o se introduzca sin derecho al inmueble donde se encuentre el hogar o lugar de trabajo del agente pasivo, víctima o víctimas, de su familia, comunidad o a las de cualquier persona que tenga la obligación de defender.

En este mismo sentido, a propuesta del diputado Alfredo Sánchez Esquivel, se aprobó también una adición al dictamen para incluir los inmuebles que están dentro de los bienes comunales, ejidales y de pequeña propiedad en zonas rurales.

En otro orden de ideas, los legisladores guardaron un minuto de silencio en memoria de las personas, en su mayoría estudiantes asesinados el 2 de octubre de 1968, en la plaza de Tlatelolco. Asimismo se propuso inscribir con letras doradas el nombre de Movimiento Estudiantil de 1968, en el muro de honor del salón de sesiones Primer Congreso de Anáhuac.

Al hacer uso de la Tribuna para fijar postura por los hechos ocurridos hace 51 años, en la plaza de Tlatelolco, la morenista, Yoloczin Domínguez Serna criticó que dicho suceso sea una muestra del rostro más represor del viejo sistema político “que acostumbraba a aniquilar al que disentía de él, la intolerancia con su pueblo; un sistema que no solo espiaba, sometía, destruía vidas y destinos del adversario de las ideas, y del que levantaba la voz pidiendo justicia”.

La morenista llamó a las nuevas generaciones a no olvidar nunca estos hechos sangrientos y a mantener viva la demanda de castigo y condena a los culpables de estos abominables hechos.

La diputada por el PRD, Perla Edith Martínez Ríos propuso una iniciativa con la que se busca inscribir con letras doradas el nombre de Movimiento Estudiantil de 1968, en el muro de honor del salón de sesiones Primer Congreso de Anáhuac, pues argumentó que este hecho es aleccionador para los luchadores sociales y democráticos de México, pues aun cuando es un acontecimiento trágico, es fuente de inspiración para consolidar las aspiraciones democráticas.

Destacó que la izquierda representada en la 62 Legislatura, “no debemos olvidar que, sin los antecedentes de lucha y sacrificios de aquellos mártires, no estaríamos en este lugar”.

Abren la tribuna a los 43

En tanto, el Pleno del Congreso también aprobó por unanimidad, abrir la Tribuna del Congreso de Guerrero a un representante de los padres de familia de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, quienes fueron desparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

En una segunda sesión de este jueves, como único punto a desahogar fue el acuerdo parlamentario para abrir la Tribuna del Poder Legislativo a los padres de los normalistas desaparecidos.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, leyó el acuerdo a nombre de los integrantes de la Conferencia para la dirección y programación de Trabajos Legislativos del Congreso de Guerrero, en el que argumentó que los hechos ocurridos en septiembre de hace cinco años fue un suceso lamentable para la sociedad guerrerense y para México, pues se asesinaron a tres estudiantes de Ayotzinapa y se desaparecieron a 43 estudiantes más.

“Desde esa fecha los familiares de los estudiantes desparecidos, han buscado sin descanso a los 43 estudiantes desaparecidos en esa fecha trágica, y han recorrido el territorio nacional y cruzado fronteras denunciando este crimen y buscando la verdad y justicia sobre estos lamentables hechos”, dijo.

Sin embargo, lamentó que en la búsqueda que han emprendido los padres no han logrado saber la verdad y mucho menos el que se castigue a los responsables tanto intelectuales como materiales.

Cesáreo Guzmán dijo que como guerrerenses exigen a las autoridades una investigación transparente y el esclarecimiento de los hechos “hasta sus últimas consecuencias”.

En el acuerdo, los diputados manifiestan su solidaridad con los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y en respuesta a la exigencia que tienen, acordaron que en la próxima sesión pública del martes 8 de octubre, abrirán un espacio para que un representante de los padres de los padres y madres de los desparecidos, hagan uso de la Tribuna.

El acuerdo fue aprobado por unanimidad de los diputados.

El pasado 26 de Septiembre, al cumplirse cinco años de los hechos, la Cámara de Diputado Federal, abrió la Tribuna a los padres de familia.