Adela: por omisión oficial, la gente se armó en Zirándaro para enfrentar la violencia Foto: Dassaev Téllez Adame

Adela: por omisión oficial, la gente se armó en Zirándaro para enfrentar la violencia

Escrito por  Citlal Giles Sánchez y Abigail Perezcano Nov 19, 2019

Ya hay presencia de la Policía Estatal y del Ejército en ese municipio, responde Astudillo

Urge Helguera a los gobiernos a atender los hechos violentos que han socavado a las instituciones


La coordinadora de los alcaldes de Morena y presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, informó que el alcalde de Zirándaro y la gente del pueblo se armaron por la omisión de las autoridades estatales para poder hacer frente a la ola de violencia que se vive en ese municipio desde hace unas semanas, provocada por los grupos del crimen organizado.

Adela Román, entrevistada en el Congreso de Guerrero, ayer en Chilpancingo, luego de una reunión que sostuvieron diputados de la bancada de Morena con alcaldes impulsados por ese partido político, externó la preocupación que existe por la violencia que se vive en el estado, pero sobretodo en el municipio de Zirándaro, toda vez que este lunes el alcalde Gregorio Portillo Mendoza, se comunicó vía telefónica con ella, para informarle que no podría acudir a la reunión de este con diputados, toda vez que este domingo, nuevamente ingresó gente armada al municipio. “Nos comentó que habían tomado la decisión, un grupo numeroso de ciudadanos en Zirándaro junto con él, de armarse y defenderse. Una situación que me pareció extremadamente grave”, dijo.

Adela Román mencionó que esta situación se la dio a conocer al gobernador Héctor Astudillo y a las instancias federales en materia de seguridad; y ayer lo informó a los diputados a quienes pidió hacer un pronunciamiento en tribuna, para que se ponga especial atención a los municipios que colindan con el estado de Michoacán.

La coordinadora de los alcaldes de Morena dijo que es preocupante lo que sucede en Zirándaro, y más por la decisión que tomó el alcalde y un grupo de ciudadanos de tomar las armas, pues “si se da un enfrentamiento y no se toman medidas urgentes podemos estar lamentando muchas cosas que no quisiera ni pensarlo, pero está de por medio, incluso, su propia vida”.

La justificación que dio el alcalde de Zirándaro a la presidenta de Acapulco, es porque no ha tenido la respuesta adecuada.

“Hoy declara el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar, que no había avisado con anticipación el compañero Gregorio; yo quiero decirles que Gregorio desde que llegó a la presidencia municipal ha hecho del conocimiento de los tres órdenes de gobierno la situación por la que está atravesando su municipio”, manifestó.

Ya hay Policía Estatal y el Ejército en Zirándaro: Astudillo

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que ya hay presencia de la Policía Estatal y del Ejército en Zirándaro, ante la situación de inseguridad en ese municipio.

Declaró que ayer se trató este tema en la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Guerrero, y que en la reunión también habló con el alcalde Gregorio Portillo Mendoza para informarle sobre las acciones que se determinaron.

Entrevistado previo al 15 Congreso Nacional de Investigación Educativa, en el Fórum Mundo Imperial, en Acapulco, dijo que el lunes se enteró de la situación de violencia en aquel municipio, luego de que el alcalde declaró que hay una crisis de seguridad a consecuencia de los enfrentamientos entre dos grupos delictivos que se disputan la zona.

Sin embargo, comentó que no tenía reporte de que haya ocurrido algún suceso grave en el municipio.

Astudillo Flores señaló que el alcalde pidió directamente apoyo a la Federación, y que primero tenía que solicitarlo a las autoridades locales; pero dijo que ayer el edil ya estaba informado de la presencia policiaca y del Ejército en el municipio.

“Formalmente me enteré ayer (lunes) del tema, durante varios días se trató el tema en la Mesa Para la Paz y la Justicia, ayer hablé con el presidente municipal... ayer mismo dispusimos la presencia de la Policía del Estado en colaboración con el Ejército”, comentó.

“(El alcalde) me dijo que ya estaba totalmente enterado que había presencia, de todo lo demás no tengo mayores datos más que los que leo en el periódico, no tenemos información de algo que haya acontecido hasta este momento grave”, enfatizó.

Por otra parte, se le preguntó al mandatario sobre la declaración de la alcaldesa Adela Román Ocampo de que solicitará al estado un adelanto de participaciones por 60 millones de pesos para cumplir con gastos de fin de año.

Reiteró que el gobierno estatal no está en condiciones de prestar ni de adelantar recursos a los ayuntamientos.

“No sé si ya lo haya hecho (la petición), pero yo oportunamente dije públicamente para que se tomaran las previsiones, que el gobierno del estado no está en condiciones de ayudar o hacer préstamos, porque no tenemos dinero; esto lo dijimos desde hace ratito, solamente lo ratifico, nosotros no tenemos dinero ni para prestar ni para adelantar”, subrayó.

Postura de Helguera ante los hechos en Zirándaro

En tanto, el coordinador del grupo parlamentario de Morena, Antonio Helguera Jiménez, urgió al gobierno federal y al de Guerrero, atender los hechos de violencia que han terminado con la tranquilidad de los ciudadanos y socavado a las instituciones.

Este martes, en la sesión del Congreso, Helguera Jiménez solicitó a la Mesa Directiva intervenir en Tribuna para fijar una postura relacionada con los últimos hechos de violencia, particularmente, por el caso del municipio de Zirándaro, donde en los últimos días, se han reportado varios enfrentamientos entre grupos del crimen organizado, que han provocado el desplazamiento más de 120 familias de unas 20 comunidades.

Consideró que es urgente que los gobiernos federal y estatal atiendan los hechos de violencia que se han presentado en las últimas semanas en todo el estado. “No hay región donde la comunidad no esté padeciendo los embates de la violencia que han terminado con la vida de muchas personas, con su patrimonio, su tranquilidad. Pero también han socavado la vida de las instituciones del Estado, teniendo como efecto el retraso del desarrollo de los pueblos, al dejarse de ejercer una acción efectiva de gobierno”, sostuvo.