Pedirá López Rosas reabrir el caso de los dos normalistas asesinados hace ocho años Foto: Rubén Vázquez Santiago

Pedirá López Rosas reabrir el caso de los dos normalistas asesinados hace ocho años

Escrito por  Patricia Rumbo Dic 17, 2019

“Es el momento de que la verdad salga a la luz pública”, sentencia el ex procurador


Alberto López Rosas, quien fungió como procurador de Justicia del estado en el primer año de la administración del gobernador Ángel Aguirre Rivero, comunicó que requerirá al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, que reabra la investigación del caso de los normalistas asesinados en la autopista del Sol el 12 de diciembre de 2011.

En conferencia este lunes, el ex procurador pidió al gobierno federal que retome la averiguación y señaló que el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, detenido en Estados Unidos por complicidad con el narcotráfico, es responsable de que hasta la fecha no haya justicia por estos hechos.

López Rosas expuso evidencia gráfica con la cual sostuvo que agentes de la Policía Federal no cumplieron los protocolos de actuación el día de la protesta desarrollada en la entrada sur de Chilpancingo, cerca del hotel Parador del Marqués, donde los normalistas Gabriel de Jesús Echeverría y Jorge Alexis Herrera Pino recibieron los impactos de bala que les quitaron la vida.

El también ex alcalde de Acapulco negó que los policías ministeriales bajo su mando hayan tenido órdenes de disparar, sino agentes federales, quienes fueron los primeros en llegar al lugar, y que a pesar de todas las evidencias la responsabilidad de los crímenes recayó en las instituciones estatales.

Expresó que el propósito de esclarecer lo ocurrido es una manera de limpiar su nombre ante quienes tienen dudas de lo acontecido, porque las pruebas que presentó no fueron consideradas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) debido a la presunta intervención de García Luna, y “es el momento de que la verdad salga a la luz pública”.

Tras acusar a Genaro García verbalmente de crear una “policía vinculada a los más negro y más sucio del país”, Alberto López anunció que en los próximos días formalizará en un documento la petición a Gertz Manero para que el caso se concluya dentro de los parámetros de justicia del nuevo gobierno federal, que no actúa de manera perversa, como lo hicieron sus antecesores.

El suceso hace ocho años causó las renuncias de los entonces secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte Borja, y procurador de Justicia, Alberto López Rosas.