A más de dos meses, aún no se dimensiona el problema en Pinzán Morado, admiten Foto: La Jornada Guerrero

A más de dos meses, aún no se dimensiona el problema en Pinzán Morado, admiten

Escrito por  Jesús Pintor Sep 13, 2018

La dueña de la mina sólo espera que el gobierno lo resuelva para explotarla de nuevo

No se puede adelantar nada hasta que se conozcan los resultados de estudios practicados: alcalde electo


Coyuca de Catalán, 12 de septiembre. A más de dos meses del descubrimiento del socavón a causa de la mina en Pinzán Morado, aún se desconoce la dimensión del problema, pues pudiera el pueblo estar en una zona hueca pero no se puede adelantar nada en tanto no se conozcan los resultados de los estudios emprendidos (el último iniciado este pasado lunes), explicó el presidente municipal electo, Eusebio Echeverría Tabares.

El también regidor con licencia, aseveró que quien ha cubierto los gastos de los estudios y despensas, ha sido el gobierno del estado, en tanto la propietaria de la empresa Metalurgia Mexicana, Elía Sánchez Cerda, se mantiene en una postura de cerrazón pues argumenta que carece de dinero; la gravedad del problema no se conoce a plenitud, que si bien pudiera ser mayor de lo que se espera; “ojalá sea menor”, suspiró.

El secretario de Economía, Álvaro Burgos, intentó culpar de la inestabilidad del suelo y posterior socavón a los 12 gambusinos del lugar, expresó Echeverría Tabares, pero debe descartarse el señalamiento pues los gambusinos locales trabajan de manera rústica con pala y pico, ya que los sostenes se vencieron, dijo, con maquinaria y equipo más complejos.

El regidor priísta en la gestión de Abel Montúfar Mendoza y ahora alcalde por el PRD, adelantó que, en su periodo municipal, habrá de abrirse una dirección de Minas, área en la que se trabajará como enlace con los gambusinos de Puerto del Oro, Placeres del Oro y Pinzán Morado, además de estar pendiente de la explotación de la riqueza minera coyuquense.

Los resultados del primer estudio se tendrán la próxima semana, en tanto el segundo arrancó este pasado lunes y habrán de esperarlo para cotejar el análisis, indicó el alcalde electo, para posteriormente sentarse y discutir la forma en que la mina de Pinzán Morado podría operar “a cielo abierto o se volverá a cerrar con el mismo material en el socavón”.

El problema va creciendo de manera acelerada, admitió el edil electo, algunas casas ya están a punto de colapsarse, al grado de contabilizar 26 viviendas en riesgo y no sólo 12 como se tenían contempladas al principio, no obstante, aseguró, la gente está tranquila por la forma en que se han desempeñado las autoridades locales.

Eusebio Echeverría aprovechó para agradecer al gobernador Héctor Astudillo Flores, quien, dijo, ha estado pendiente al pagar los dos estudios que se practican, y que al final se obtendrá una conclusión clara sobre el verdadero riesgo que representa la mina, explicó, para poder accionar sobre las opciones que contemplan de manera preliminar y que resalta la reubicación de los afectados.

Expresó sobre esa misma tónica, la poca acción de la dueña de la mina, Elía Sánchez Cerda, quien llegó a tener hasta 180 trabajadores del área, pues si bien ha preguntado sobre el avance, rechaza hacer gasto alguno ya que alega, abundó Eusebio Echeverría, “no tener dinero una y otra vez”, y sólo espera que el gobierno resuelva el problema para poder explotar la mina otra vez.

En cuanto a las dos escuelas, una de prescolar y una más de telesecundaria, sólo el jardín de niños habrá de reubicarse, en tanto con el plantel de secundaria, habrán de esperar los resultados de los dos estudios emprendidos por el estado y los expertos canadienses, quienes ya trabajaron el pasado miércoles, jueves y viernes pasado.