Guerrero, quinto lugar nacional en ataques a periodistas en 2018 Foto: La Jornada Guerrero

Guerrero, quinto lugar nacional en ataques a periodistas en 2018

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Feb 27, 2020

Taxco, 25 de febrero. Guerrero ocupó en 2018 el quinto lugar nacional de agresiones a periodistas, lo que se convierte en un estado de alto riesgo para ejercer el periodismo y vulnerabilidad de los personas que lo practican ante la insuficiencia del Mecanismo de Protección para los Periodistas por parte de la Secretaría de Gobernación (SG) federal, señaló un informe de la Auditoria Superior de la Federación que demostró que este sistema no se ha podido consolidarse desde hace seis años como un sistema de prevención que garantice la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentren en situación de riesgo como consecuencia de la libertad de expresión y el periodismo.

La SG, en su carácter de Coordinador Ejecutivo Nacional (CEN) del Mecanismo de Protección, “tampoco acreditó haber realizado acciones preventivas derivado de la información arrojada por el monitoreo, a fin de disminuir el número de incidencias delictivas en contra de los periodistas a nivel estatal, toda vez que no proporcionó evidencia de haber recibido y enviado información a los enlaces de cada entidad federativa”.

Asimismo, se identificó que la información generada no es transmitida ni solicitada por las unidades que integran la CEN, lo que conlleva a que las evaluaciones de riesgo carezcan de información relevante y de calidad que contribuya al logro de las metas y objetivos del Mecanismo de Protección.

Lo anterior, refleja que en 2018 el mecanismo de protección no ha logrado consolidarse como un sistema de prevención que garantice la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentren en situación de riesgo como consecuencia de la libertad de expresión y el periodismo.

Con el oficio número DGADGF/040/2020, la ASF notificó a las instancias de control en la Secretaría de Gobernación los hallazgos detectados, para que de considerarlo procedente en el ámbito de sus atribuciones, haga las investigaciones correspondientes y, de ser el caso, finque las responsabilidades a que haya lugar.

En síntesis, a seis años de haberse creado el mecanismo de protección, la SG evidenció una falta de interés por atender el problema de agresiones contra periodistas, porque la unidad responsable de proponer, identificar y elaborar políticas públicas dirigidas a la prevención fue creada tres años después del decreto de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.