Se resisten comerciantes ambulantes de Tlapa a dejar de vender por coronavirus Foto: Salvador Cisneros Silva

Se resisten comerciantes ambulantes de Tlapa a dejar de vender por coronavirus

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Mar 31, 2020

Alrededor de 80% de ellos son mujeres indígenas, que viven de la venta diaria

Sin ninguna medida ante posibles contagios abrieron sus puestos en calles del centro de la ciudad


Tlapa, 30 de marzo. Pese a las recomendaciones emitidas por las autoridades municipales y de salud, los comerciantes ambulantes se resisten abandonar las calles y detener su única fuente de ingresos; 80 por ciento de ellos son mujeres indígenas mayores de edad provenientes de las comunidades de la periferia de Tlapa.

Este lunes la ciudad de Tlapa volvió a reactivar su economía local a pesar de las múltiples recomendaciones que emitió la Secretaría de Salud federal, el gobierno del estado y la autoridad municipal para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19.

Los puestos ambulantes que ocupan las calles del centro de la ciudad salieron para hacer sus labores de venta local sin ningún cambio o medida ante el posible contagio.

María, una mujer náhuatl de edad avanzada, de Atlamajalcingo del Río, dijo que no podría resistir sin salir a vender sus productos del campo, desde hace muchos años se gana la vida vendiendo verduras en las calles de la ciudad de Tlapa, es su única fuente de ingresos. Como María existen otras mujeres indígenas que viajan diariamente desde su comunidad a la ciudad de Tlapa para colocar sus puestos de verduras sobre las banquetas de la calle Guerrero, una de las más concurridas para la compra y venta de productos locales.

Según los comerciantes, 80 por ciento de los ambulantes son mujeres indígenas, mayores de 50 años, que venden desde comida, productos de casa, verduras, productos medicinales y cosméticos, ellas dependen económicamente de la venta diaria de sus productos.

“El dejar de salir a vender un solo día es suficiente para descompletar para los gastos que tenemos, algunos tendrán sus ahorritos, pero la mayoría vive al día, yo soy viuda y no dependo de nadie, mis hijos se casaron y tienen sus familias, cada quien tiene que trabajar para sobrevivir”, expresó la señora María.

Los comerciantes comentaron que hasta que en Tlapa no se registre ningún brote de la pandemia ellos seguirán resistiendo en las calles, como lo hacen diariamente para allegarse de manera honrada el sustento alimenticio de sus hogares.

Aseguraron que hasta el momento ninguna autoridad ha pasado a informarles nada, sólo se enteran por las noticias o en redes sociales sobre el avance de los casos del coronavirus.