“Cargar espinas, es un regalo a Dios”: encruzado de Taxco Foto: Especial

“Cargar espinas, es un regalo a Dios”: encruzado de Taxco

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Abr 10, 2020

Taxco, 9 de abril. “El trabajo que desarrollamos cada año es diferente, como diferente es la vida, que nos da una fuerza con toda y la pesadez y lo que uno se siente”, dijo de manera anónima uno de los integrantes de la Hermandad de Encruzados que participan dentro de la Semana Santa en Taxco.

“Cargar espinas, arrastrar cadenas encorvado y autoflagelarse es un regalo a Dios, pero ahora es mayor el regalo, porque se ofrece la abstinencia de hacer la penitencia y la obediencia en esta Semana Santa de Taxco por la suspensión de las procesiones por el Covid-19”, indicó.

Dijo que lo hace por muchas cosas, sin revelarlas, pero una de ellas, “es por amor y porque el amor recaiga entre los hombres y mujeres que no creen la existencia, y creen más en la destrucción humana”.

Con las manos regordetas y muchos hematomas en los dedos por ser platero, confesó que vivir en el anonimato en esta semana, es una fuente de espiritualidad, para “poder regresar a tu vida mundana, a seguir con la plata, o con otras cosas”.

–¿Estas entusiasmado?

–Cómo no, por supuesto que lo estoy, pero también preocupado por muchas cosas que suceden en Taxco con es la enfermedad del coronavirus, la violencia, muertes, desempleo, pero por eso estamos ahí, orando, para intentar cambiar desde uno.

–¿Te sientes culpable de lo que ocurre?

–No directamente, pero indirectamente sí, porque he permitido muchas cosas, cuando se han podido cambiar, sin embargo desde que ando en esto, me siente mejor, me gusta, y creo en algo estoy apoyando.

En su casa, donde cruzan las procesiones, y también fluye el tránsito, miró a Taxco y expresó: “soy penitente, soy encruzado, soy humano, y trato de ir cambiando mi vida”.

Por eso indicó que cargar espinas, es “un regalo a Dios, es un ofrecimiento y algo espiritual para él. Muchas veces las personas no entienden, y nos creen que somos hombres protagonistas, pero no, no lo somos porque llevamos una formación; algunos se salen pero muchos estamos ahí y lo vemos”.