Julio Mata Montiel de AFADEM en el Foro de Desapariciones Forzadas en el Congreso de la Unión. Julio Mata Montiel de AFADEM en el Foro de Desapariciones Forzadas en el Congreso de la Unión. Foto: internet

De aprobarse la LSI, el Ejército tendrá las mismas facultades de los años 70: Afadem

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Dic 15, 2017

Se repetirá la militarización como en aquellos tiempos, afirma Julio Mata Montiel

No le conviene al gobierno federal capacitar a la policía para que haga su función, asegura


Atoyac, 14 de diciembre. El secretario ejecutivo de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos Víctimas de Violación de Derechos Humanos en México (Afadem), Julio Mata Montiel, alertó que, de ser aprobada la Ley de Seguridad Interna, el Ejército Mexicano tendrá las mismas facultades y atribuciones que en la década de los años 70, cuando el Estado combatió la guerrilla del profesor Lucio Cabañas Barrientos, y se repetirá la militarización en las calles como en aquellos años. 

“Si la ley se aprueba, será casi casi como un toque de queda en México.

La militarización avanza desde los años 60, principalmente en estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca, pero ahora prácticamente se legaliza la presencia y funciones de los militares en torno a la violación de derechos humanos, porque ellos serán los que determinen dónde intervenir, ya sea en manifestaciones, en las casas, dentro de algún inmueble o en alguna plaza pública”, puntualizó. 

Asentó que al gobierno federal no le conviene capacitar a la policía para que ésta haga su función, y prefiere que sean los soldados los encargados de patrullar las calles, ya que al registrarse una gran cantidad de delitos graves, de los cuales el gobierno está en contubernio con la delincuencia organizada en 99 por ciento de los casos, se convierten en el pretexto ideal para el Estado, para la intervención de los militares, lo que promueve la militarización que desde los años 60 existe en el país. 

El activista apuntó que sería un error aprobar la ley, cuando hasta organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han llamado a las autoridades mexicanas para que no aprueben la iniciativa. 

Afirmó que, “a pesar de los llamados, México, en el mundo, es la mayor expresión de la simulación que existe, ya que sus autoridades históricamente impulsan, firman y ratifican acuerdos y tratados internacionales pero jamás los cumple, lo que da pie a que en el país existan más de 200 mil personas muertas y más de 100 mil desaparecidas, de las cuales sólo son reconocidas 33 mil, porque el resto a sus familiares se les impide presentar denuncias”. 

Sostuvo que la principal intención del Estado mexicano al promover leyes como ésta, a través de un terrorismo de Estado, es limpiar el territorio nacional para entregar libremente a las empresas extranjeras los recursos naturales, las minas, energéticos y la biodiversidad, y obtener beneficios propios.