Personal médico, enfermos y equipo hospitalario, empezaron a ser trasladados al nuevo Hospital General en El Quemado. Personal médico, enfermos y equipo hospitalario, empezaron a ser trasladados al nuevo Hospital General en El Quemado. Foto: Raúl Aguirre

Próximo fin de semana todo el personal ya trabajará en el moderno nosocomio

Escrito por  Abby Perezcano Dic 17, 2017

Reclaman que nadie les informó formalmente del cambio


A partir del próximo fin de semana, los mil 300 trabajadores del hospital general de Acapulco empezarán a laborar en el nuevo hospital de El Quemado, mientras que los pacientes hospitalizados empezaron a ser trasladados este fin de semana.

El nosocomio ubicado en la avenida Ruiz Cortines dejó de dar servicio desde el viernes a las 5 de la tarde y ayer continuaba el traslado del equipo y mobiliario.

Los pacientes hospitalizados también estaban siendo trasladados y solamente se estaban recibiendo a pacientes con urgencias como mujeres embarazadas a punto de dar a luz, quienes después de ser atendidos también eran trasladados al nuevo hospital.

Desde la 11 de la mañana, una comisión de los 200 trabajadores de la jornada acumulada del hospital general se reunieron con la secretaria general de la subsección 07 de la sección 36, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Mayanin Zúñiga Leyva, a quien le manifestaron inconformidad por el traslado al nuevo hospital, debido a que no fueron notificados formalmente por el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos ni por el director del nosocomio, Félix Edmundo Ponce, ni por ninguna otra autoridad estatal.

La líder respondió que es necesario el cambio al nuevo hospital, debido a que el edificio del nosocomio está muy deteriorado; el drenaje estaba colapsado, en el área de urgencias solamente servían 3 tomas de oxígeno y las principales columnas del edificio tienen grietas.

Los médicos y enfermeras aclararon que no estaban en contra del cambio, sino de la forma en que se hizo. Y finalmente, acor-daron que el próximo fin de semana todos estarán laborando en el nuevo hospital.

En declaraciones a reporteros, Mayanin Zúñiga explicó que a todos los trabajadores se les va a dar una tarjeta del Acabús, Maxitunel o de la autopista de Metlapil para que puedan trasladarse hasta El Quemado.

Solo se le dará una de las tres tarjetas a cada trabajador, dependiendo de su dirección, y a cada tarjeta la Secretaría de Salud del estado le depositará 500 pesos mensuales. Hasta el momento, de los mil 300 trabajadores, sólo mil 200, entre enfermeros, médicos, personal administrativo, trabajadoras sociales, etcétera, la han solicitado.

Añadió Zúñiga Leyva que en el hospital general eran atendidos de 46 a 54 pacientes diarios en el área de urgencias y que pacientes provenientes de otras zonas como la Costa Grande serán canalizados al nuevo hospital a través de una ambulancia por el libramiento de Metlapil.

Sobre la situación del edificio de Ruiz Cortines, informó que será demolido, pero cuando el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, visite Acapulco le entregarán un oficio para solicitarle que en ese predio se construya un hospital de tercer nivel como el que hay en el Estado de México.