Imprimir esta página
La conservación de tortugas marinas en Troncones está en riesgo, dice activista Foto: La Jornada Guerrero

La conservación de tortugas marinas en Troncones está en riesgo, dice activista

Escrito por  Jaime Ojendiz Realeño May 26, 2020

Escasean los recursos para el campamento tortuguero, pero lo peor es que se adelantó la temporada de desove, relata


La Unión, 25 de mayo. La conservación de tortugas marinas en la comunidad de Troncones, en La Unión, está en riesgo por la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus; el presidente de la asociación Troncones Ecot, Roberto Rosas Chino, dio a conocer que se adelantó el periodo de desove, pero faltan recursos para el campamento.

Consultado este lunes, explicó que desde 2007 comenzó el proyecto para rescatar huevos de las especies golfina, prieta y laúd en siete kilómetros de franja de arena. Se logra el rescate de hasta 800 huevos anuales la especie prieta; 400 huevos de laúd o menos; y hasta 100 mil de la especie golfina.

Relata que por el coronavirus se paró la economía del campamento, “se requieren vales de gasolina, mantenimiento de cuatrimotos, malla sombra, saca hoyos, letreros en playa; nos apoyamos del turismo, pero ahora los donativos están en cero; nos echan porras pero nada más”.

Rosas Chino añade que la ausencia de turismo provocó la llegada temprana de tortugas, por lo regular la temporada inicia en julio, pero este mayo se han rescatado 15 nidos de quelonios marinos, “está pintando bien la temporada, pero ocupamos recursos” insistió.

Del apoyo del gobierno municipal, dijo que a la actual administración no se ha solicitado, pero en el pasado se ha hecho y el gobierno se excusa con la falta de recursos.

“Se ha pedido a Ecología (municipal) que participen, pero no se involucran en nada, se han pedido letreros para que no entren cuatrimotos a la playa, es algo muy sencillo”.

Cuando hay turismo, explica, se hacen liberaciones masivas para recaudar fondos, pero por la situación actual, “pedimos ayuda del gobierno para sostener el campamento que lo activan por ahora cuatro personas de 12 que se llegan a ocupar”.

Rosas concluyó que, de mantenerse esta situación, no se recolectarán todos los huevos, y se dejarán nidos en la franja de arena por lo que será prioritario que se involucre la comunidad para la conservación de los nidos.