Gobiernos estatal y municipal dejan en el abandono a animales callejeros: activistas Foto: Especial

Gobiernos estatal y municipal dejan en el abandono a animales callejeros: activistas

Escrito por  Patricia Rumbo Jun 04, 2020

Señalan que no se ha invertido ni 10% de recursos asignados a su esterilización y vacunación


Activistas denunciaron que los gobiernos estatal y municipal han dejado en el abandono a la población animal callejera del puerto y no han aplicado el presupuesto etiquetado para el bienestar animal en 2020.

Integrantes de la Unión Animalista de Acapulco, expusieron a sana distancia en el asta bandera frente al parque Papagayo este miércoles en la tarde, que los animales son también victimas indirectas del coronavirus y directas de la omisión de los mandos de Ecología, Salud y Medio Ambiente de Acapulco y de Guerrero.

Indicaron que no se ha invertido ni 10 por ciento de los recursos que se asignaron para lograr la esterilización y vacunación de los seres sin voz que sufren violencia institucional y social.

Las defensoras locales de los derechos de los animales, señalaron que no hay capacidad en las dependencias de la entidad para la intervención social y planificación de soluciones frente a los problemas de humanos y animales en tiempos normales y tampoco reacción dentro de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Exigieron a las autoridades rendir cuentas de los dineros utilizados y existentes para el desarrollo de campañas de salud dirigida a perros y gatos de espacios públicos, así como el retomar las labores obligatorias, “nunca se nos da a conocer nada”.

Las brigadistas responsables del rescate y la recuperación de la salud general de 400 gatos abandonados en el parque Papagayo, quienes planean un nuevo trabajo de extracción de población felina, ahora en el Mercado Central de la ciudad, agregaron que son el voluntariado ignorado por la alcaldesa Adela Román Ocampo y el gobernador Héctor Astudillo Flores, pero que no pueden sustituir sus funciones, ni cuentan con el erario del pueblo y ni el equipo laboral disponibles, sólo con salarios mínimos personales y su propia mano de obra.