Despiden al bombero capitalino fallecido; no tenía plaza ni seguro de vida Foto: Dassaev Téllez Adame

Despiden al bombero capitalino fallecido; no tenía plaza ni seguro de vida

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Jul 31, 2020

Miguel Ángel Nava murió al desramar un árbol y caer de siete metros de altura


Chilpancingo, 30 de julio. Para despedir al bombero Miguel Ángel Nava Escobar, familiares y amigos rindieron homenaje y dieron el último adiós en las instalaciones de Bomberos y en la cancha de futbol del deportivo Hermanos Galeana, donde demostró su talento como futbolista y se coronó en múltiples ocasiones como campeón goleador, además de llevarse el trofeo del campeonato con los equipos en los que militaba.

Este joven de 28 años que perdió la vida al realizar su trabajo desramando un árbol, luego de caer de casi siete metros de altura, no contaba con una plaza en el Cuerpo de Bomberos y, luego de haber trabajado por siete años en esta dependencia, no tenía seguro de vida.

Este miércoles, el joven Nava Escobar se encontraba haciendo labores sobre un árbol, cuando una rama lo hizo caer al suelo y otra cayó sobre de él, que lo privó de la vida.

Este jueves, a manera de homenaje, familiares y amigos lo despidieron, primeramente, en la cancha del deportivo Galeana, donde dejó demostrado su habilidad para romper las redes.

“Me ha dejado un trabajo que disfruto día a día, muchos amigos y que me retiraré sin ninguna lesión a mis 30 años, cuatro colgando mi playera #23 por aquello del cumpleaños de mi hija”, recordaron que decía este futbolista.

También recordaron que el menudito jugador cumplía con su trabajo desramando un árbol en que a la postre le costó la vida; aunque al lugar acudieron paramédicos de Protección Civil, ya nada pudieron hacer por el bombero que al parecer murió de manera instantánea.

Nava Escobar sumó más de 60 títulos de goleo individual en sus dos décadas en las canchas de futbol y pasó por los mejores clubes de la capital y ciudades circunvecinas, confiándonos su prematuro retiro por atender a su familia.

Posteriormente, el cuerpo fue trasladado a las instalaciones de Protección Civil del Estado, donde se encuentra la base del Heroico Cuerpo de Bomberos de Chilpancingo, donde dieron el último pase de lista para el joven que iba a ser sepultado en el panteón central de Chilpancingo.

En este lugar, su esposa y su hija recibieron el casco de Miguel Ángel y el estandarte del cuerpo de bomberos.

Además, sus familiares, declararon que les hubiera encantando que el homenaje se lo hubieran hecho en vida, dado que siempre se esmeraba y esforzaba en su trabajo, “trabajo que tanto le gustaba”.

Descanse en paz, el buen “Miguelito”, como muchos le decían, y pronta resignación a sus padres, hermanos, esposa y su pequeña hija Mariel Alejandra.