Entrega esposa de Arnulfo Cerón más de 117 mil firmas a SG para exigir justicia Foto: Especial

Entrega esposa de Arnulfo Cerón más de 117 mil firmas a SG para exigir justicia

Escrito por  Beatriz García Ago 14, 2020

El crimen evidenció la violencia que generan grupos criminales, señala Tlachinollan

A 10 meses del asesinato del activista, aunque hay personas procesadas, no han sido sentenciadas, dice


Chilpancingo, 13 de agosto. La esposa del defensor de derechos humanos asesinado, Arnulfo Cerón Soriano, Gabriela Pablo, entregó más de 117 mil firmas al subsecretario de Derechos Humanos, Alejando Encinas, con el objetivo de encontrar justicia y verdad en el caso.

Han pasado 10 meses de la desaparición y asesinato del líder del Frente Popular de la Montaña (FPM), Arnulfo Cerón Soriano, aunque hay personas procesadas como responsables, no han sido sentenciadas.

En un comunicado, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, señaló que la desaparición y asesinato del líder del FMP evidenció la violencia que generan los grupos de la delincuencia con la complicidad de las fuerzas de seguridad estatales.

Resaltó que la descalificación sistemática y la hostilidad con que las autoridades trataron a Arnulfo Cerón generó un marco permisivo para su agresión, seguida de la lentitud en las investigaciones y búsqueda de su paradero.

Tlachinollan creó una petición en la plataforma Change.org para reunir firmas y sustentar la demanda de justicia y verdad a los gobiernos estatal y federal, incluso desde antes de que se localizara el cuerpo.

Tlachinollan expuso que el 30 de octubre, antes de encontrar el cuerpo de Arnulfo, entregó las firmas recolectadas al gobernador Héctor Astudillo Flores. Incluso, en febrero pidió disculpas por no haber hecho más en el caso.

El 6 de agosto, Gabriela Pablo entregó las más de 117,000 firmas a Alejandro Encinas.  La petición sigue abierta.

“A la fecha, varias personas están procesadas, pero no han sido sentenciadas. Varias de ellas se han amparado para evadir la acción de la justicia. Por ello, es relevante que los jueces que conocen del caso se conduzcan con imparcialidad e independencia. La valoración de las pruebas deberá atender el contexto de agresión al defensor Arnulfo Cerón Soriano y la labor que desempeñaba”, exponeTlachinollan.

Además, indica que los responsables deben ser sancionados, que sólo así se mandará el mensaje de que estos hechos no se pueden repetir, y que la agresión a los defensores de derechos humanos no quedará en la impunidad.