Exige FGR al Poder Judicial del estado informar sobre los videos extraviados Foto: Especial

Exige FGR al Poder Judicial del estado informar sobre los videos extraviados

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Sep 28, 2020

Pudieron haber captado el rapto de normalistas: Gertz Manero


Chilpancingo, 27 de septiembre. El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, aseguró que le ha exigido al Poder Judicial de Guerrero rendir cuentas respecto al presunto extravío de los videos que grabaron las cámaras de seguridad del Palacio Judicial de Iguala, y que pudieron haber captado el momento en que un autobús con normalistas de Ayotzinapa fueron raptados entre la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014.

Así lo expresó este sábado durante el informe que rindió el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con motivo del sexto aniversario de la desaparición forzada de 43 estudiantes en el municipio de Iguala, acto al que asistieron padres y madres de las víctimas.

“Se ha señalado también que autoridades judiciales locales ocultaron videos que testimonian los hechos ocurridos en el Palacio de Justicia estatal en Iguala, y al respecto también es necesario que dichas autoridades judiciales del Estado de Guerrero rindan cuentas al respecto, se los estamos exigiendo y haremos que lo cumplan”.

En su participación durante el informe, que fue vía remota, Gertz Manero refirió que lo ocurrido hace seis años con los estudiantes de Ayotzinapa es la muestra de “una conducta delictiva, integral, permanente y reiterada”, que refleja los niveles de corrupción del anterior régimen.

“En este asunto ya no queda la menor duda de que en el gobierno anterior, en todas sus instancias, desde la cúspide del poder, hasta los operadores más elementales, encubrieron, mintieron, torturaron, realizaron falsas diligencias y trataron de ocultar con impunidad y escándalos mediáticos una trama que ahora se ha logrado exhibir con toda su crudeza y realidad”.

Gertz Manero afirmó que los estudiantes desaparecidos son víctimas que quedaron en medio de un choque de intereses de las fuerzas del narcotráfico asentadas en Iguala, por ser esa ciudad un centro de distribución de la droga que se produce en la Sierra y que es vital para quienes comercian con ella en la zona metropolitana del Valle de México y trasiegan narcóticos hacia Estados Unidos.

“La presencia de los estudiantes fue un coincidente letal en un momento de choque entre los grupos delincuenciales, sus encubridores y sus socios enquistados en las policías locales, en la policía federal, en los distintos organismos y fuerzas del Estado Mexicano que tenían presencia en ese lugar”.

Dijo que en un primer momento el gobierno federal trató de encubrir sus “colusiones”, primero acusando a las autoridades locales, sin embargo, al no obtener los resultados que esperaba tuvo que asumir el control y la responsabilidad del caso.

“De esa manera el gobierno de la República se convirtió en el operador de un encubrimiento generalizado para lo cual detuvieron y torturaron masivamente a miembros de corporaciones locales, consignándolos ilegalmente para que después se vinieran abajo todos esos procesos por sus violaciones masivas a los derechos humanos que tenían por objeto encubrir a policías y autoridades federales”.

También dijo que el extitular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón, se convirtió en el vocero oficial del gobierno federal y en el principal orquestador “de toda esta mentira y esas falsedades”, realizando diligencias sin ningún control legal ni respeto a los procedimientos para sostener la denominada “verdad histórica” que dio a conocer la pasada administración.

Precisó que Zerón, actualmente prófugo de la justicia, no hizo ese trabajo de manera gratuita.

“No lo hizo de manera gratuita, tuvo un pago, él cobró y se robó más de mil millones de pesos del presupuesto de la Procuraduría General de la República que sustrajo con varios cómplices de manera fraudulenta dentro de la institución y con la anuencia de sus superiores, como pago por sus infamias”.