Por falta de presupuesto, La Roqueta no ha sido declarada Área Natural Protegida Foto: Hervey Valencia

Por falta de presupuesto, La Roqueta no ha sido declarada Área Natural Protegida

Escrito por  Héctor Briseño Oct 29, 2020

Una zona ANP trae beneficios económicos, turísticos y de protección al ambiente, afirma el oceanólogo Efrén García Villalvazo


Recortes presupuestales a nivel federal han impedido que se avance en los trámites para lograr que la isla La Roqueta sea declarada como Área Natural Protegida (ANP), señaló el oceanólogo Efrén García Villalvazo.

En videoconferencia, García Villalvazo señaló que “como se debe asignar personal a este tipo de áreas, piensan que les va a costar dinero”.

El investigador y ambientalista resaltó que declarar una zona como ANP, trae consigo una serie de beneficios económicos, turísticos y de protección al ambiente.

Insistió que La Roqueta tiene importancia desde el punto de vista de atractivo ecoturístico, no solo como ANP.

García Villavazo explicó que la solicitud de declaratoria de ANP para La Roqueta fue ingresada hace dos años en la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, pero la falta de presupuesto ha frenado el trámite.

No obstante, enfatizó que una de las mejores formas de abordar temas como el cambio climático, es el establecimiento de ANP, pues muchas de ellas son depósito de carbono, y en el caso de La Roqueta son casi 45 hectáreas de cobertura natural, que capturan cerca de 8 mil toneladas de carbono al año.

Asimismo, se puede trabajar en un entorno de ecoturismo, con la participación de trabajadores locales y residentes.

Recalcó que, otra medida, es integrar el concepto de capacidad de carga en las playas, no solo La Roqueta, sino de todo Acapulco, para regular el ingreso de personas a la franja de arena, lo que además coincide con las normas sanitarias de la sana distancia.

García Villalvazo mencionó que “en el contexto de recuperación económica, las ANP son uno de los activos más importantes de México para regresar a la actividad económica, pues representa poco riesgo de contagio y sin tener que hacer grandes inversiones”.

Sin embargo, lamentó que en el estado de Guerrero y en Acapulco el turismo de naturaleza no es contemplado en las líneas de trabajo de los gobiernos municipal y estatal.

Indicó que sigue en pie el proyecto de edificar en La Roqueta lo que sería el primer museo en una isla del Pacífico mexicano, para recordar la toma de La Roqueta que hizo Pablo Galeana, quien cortó el suministro de leña, agua y alimentos que hizo al fuerte de San Diego, gracias a lo cual el fuerte cayó en manos de Morelos, en 1813.

Recordó que en 2017 fueron encontrados en La Roqueta restos arqueológicos de las culturas tolteca y olmeca, certificados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

En relación con los efectos ocasionados por la pandemia del Covid-19, García Villalvazo recalcó que “estamos aprendiendo en la peor de las maneras en que la biodiversidad no tiene que ver con un álbum de fotos, con un libro de animales bonitos, sino con piezas dinámicas, importantes, todas, cada una cumple su función, y cuando la removemos o cambiamos de lugar, puede causar grandes efectos sociales y económicos, creo que es una gran lección”.

Sin embargo, advirtió que “la gente ya le perdió el miedo al asunto del virus, o se está tirando a matar, pues las personas parece que ya no están tan dispuestas a respetar limitaciones, pues además deben salir a generar recursos económicos”.