Se une el Campamento Tortuguero Playa Hermosa a Otro Fin del Mundo es Posible Foto: Patricia Rumbo

Se une el Campamento Tortuguero Playa Hermosa a Otro Fin del Mundo es Posible

Escrito por  Patricia Rumbo Ene 29, 2021

Conmemoran el Día Internacional de la Educación Ambiental


El equipo del Campamento Tortuguero Playa Hermosa se unió a través de un recorrido virtual en sus instalaciones al itinerario Otro Fin del Mundo es Posible, organizado por la universidad Loyola del Pacífico en conmemoración del Día Internacional de la Educación Ambiental.

La tarde de este jueves la directora de la reserva, ubicada en la colonia Alfredo Bonfil, Monica Vallarino se enlazó a través de la plataforma Facebook Live con la institución para exponer las condiciones que viven la especie marina y sus protectores antes y tras la pandemia de coronavirus.

Dijo que los trabajos de protección animal siempre han sido duros y mínimamente respaldados y que “la crisis sanitaria trajo tiempo para hacer conciencia del daño que hemos ocasionado a la madre naturaleza, pero también la oportunidad de sanar el medio ambiente“.

La ecologista y animalista informó que las tortugas con la misma antigüedad que los dinosaurios en el mundo, que visitan esta costa son de cuatro clases “golfina, carey, laud y prieta“.

Expuso que la infraestructura de playa y el crecimiento urbano bloquea el arribo de los animales a la franja de arena y muchas veces se va a otros lugares.

Vallarino narró que el campamento ha trabajado 30 años sin descanso rescatando nidos en 27 kilómetros del área siendo la construcción y contaminación un obstáculo creciente que evita que las madres pongan huevos “muchas veces no están logrando desovar“.

La activista describió que se suma otra problemática con los habitantes de la zona, quienes desarrollan el tráfico de los animales en extinción, ya que sobreviven siendo hueveros y promoviendo la cultura masculina del consumo.

Mónica Vallarino comunicó que “no hay vigilancia, ni seguridad en las playas, se roban a las hembras y las matan cruelmente, y tenemos que enfrentarnos a los depredadores humanos“.

Refirió que las tortugas son indefensas y que han sido abusadas por el hombre porque no tienen garras ni colmillos.

Agregó que su inspiración y la de su familia es evitar ver “la carne,  la sangre y el dolor“ de las tortugas a pesar de no contar con mucho apoyo gubernamental ni social.

Expresó al lado de los corrales donde hay sembrados miles de huevos “luchamos porque las tortugas sigan habitando el planeta, son necesarias para la supervivencia de todos y la limpieza del mar“.

Pidió dejar el consumismo e invitó a reciclar, porque en los últimos años los océanos se han llenado de bolsas de plástico que las tortugas confunden con medusas y se intoxican al comerlas.

Exhortó a actuar diferente, a convivir con todos los seres vivos y respetarlos para retroceder la desaparición de las formas de vida  “en nuestras manos está reparar el daño que hemos hecho a todos“.

Pidió a estudiantes y a la comunidad apoyar al campamento con trabajo voluntario porque los animales no saben que hay pandemia y arriban igual a sembrar la vida.

 Al finalizar la transmisión en la zona Diamante de Acapulco se liberaron cientos de tortugas.