Inconformidad de automovilistas por el intenso tráfico causado por el bloqueo de alumnos del Cetis 116 en el bulevard Vicente Guerrero. Inconformidad de automovilistas por el intenso tráfico causado por el bloqueo de alumnos del Cetis 116 en el bulevard Vicente Guerrero. Foto: Rubén Vázquez Santiago

Bloquean los estudiantes del CETIS 116 el bulevar; exigen instalaciones dignas

Escrito por  Héctor Briseño Ago 29, 2017

Hay quejas contra el director, por el deterioro de instalaciones y falta de servicios

Otra inconformidad es que les pretende cobrar dos veces una cuota de inscripción de mil 100 pesos


Aproximadamente 500 estudiantes del Centro de Estudios Tecnológicos, Industrial y de Servicios (CETIS) 116, Antonia Nava de Catalán, ubicado en Las Cruces, en la periferia del puerto, bloquearon el bulevar Vicente Guerrero, a unos metros de la salida del Maxitúnel, desde las 9 de la mañana, aproximadamente durante dos horas, para exigir instalaciones dignas para tomar clases.

Los inconformes explicaron que en la gestión de los últimos tres años, encabezada por el director Jorge Edén Alarcón, el plantel ha venido a menos.

En recorrido se constató la falta de agua en el baño, donde proliferan malos olores, el deterioro del laboratorio clínico, que se encuentra en total abandono, donde no hay agua y las jeringas usadas tienen que ser almacenadas en envases de refresco. Proliferan el polvo, los tubos de ensayo vacíos y el calor.

Los salones carecen de aire acondicionado; puertas y ventanas no sirven, mientras que las paredes están carcomidas, persiste la humedad, y en muchos muros está escrita la leyenda: “Fuera director”.

El patio parece almacén de cacharros.

Además no hay papelería, los bebederos inaugurados por el gobernador Héctor Astudillo Flores en diciembre de 2016 están destruidos y expiden aguas con gusanos "rompetripas", señalaron alumnos.

En esta escuela estudian alrededor de mil 200 jóvenes en ambos turnos, algunos de los cuales portan cartulinas con mensajes como “Fuera el director rata de dos patas”.

Otra queja es que dicho directivo les pretende cobrar dos veces una cuota de inscripción de mil 100 pesos. 

Los estudiantes fueron acompañados por padres de familia y ex alumnos.

Esta escuela depende de la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial de la Secretaría de Educación Pública.

“Todos los salones están maltratados, no hay bancas o están rotas, da tristeza còmo se encuentra, era considerada una de las mejores", fue parte de los reproches generalizados, de jóvenes y madres que pidieron omitir sus nombres por temor a represalias.

Uno de ellos mencionó que “desde que llegó el director no ha hecho su trabajo, no ha gestionado los recursos económicos que ingresan al plantel por medio de las cuotas, la escuela lleva dos años sin mantenimiento. Solamente sirven dos baños y la mayor parte de las veces no hay drenaje ni agua potable”.

Otro muchacho reprochó que “nos estamos peleando por las butacas, meten a 55 estudiantes a un aula, el salón de cómputo no tiene computadoras”.

Una estudiante recalcó que “mi salón parece del tutelar de menores, mi aula parece que está quemada, las butacas nos raspan, no tenemos material para laboratorio, no tenemos agua, no tenemos luz, no tenemos un buen director”.

De forma intermitente, los manifestantes abrieron un carril a la circulación. 

Esta escuela está ubicada a un costado de la lateral del bulevar Vicente Guerrero, uno de los principales accesos carreteros al puerto, entre colonias consideradas de marginación y alto riesgo, como Renacimiento, Sabana y Zapata. 

El domingo por la mañana, a unos metros de este sitio, fueron asesinadas dos personas.

Al sitio arribó personal de Gobernación municipal, que gestionó un encuentro con autoridades educativas para este martes a las 10 de la mañana.