Dos jóvenes guerrerenses aprueban exámenes universitarios con excelencia Foto: Raúl Aguirre Díaz

Dos jóvenes guerrerenses aprueban exámenes universitarios con excelencia

Escrito por  Héctor Briseño Jul 22, 2021

Iker Ortega Fajardo y Gilberto Ávila Flores se prepararon de forma autodidacta; nos discriminan en las universidades por ser de Guerrero, dicen


Los jóvenes Iker Ortega Fajardo y Gilberto Ávila Flores recibieron un reconocimiento por aprobar su examen de admisión a universidades nacionales con nivel de excelencia.

Para lograrlo, ambos explicaron que tuvieron que prepararse de forma autodidacta, pues las clases online han afectado las condiciones de la enseñanza-aprendizaje, lo cual provocó algunos huecos en su educación, que tuvieron que suplir recurriendo a cursos adicionales.

El reconocimiento fue entregado por el Centro de alto rendimiento matemático.

En conferencia de prensa, Ortega Fajardo, de 18 años, cuya calificación en el examen de admisión fue de 120 puntos de 120 posibles en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que es egresado de la preparatoria privada La Salle de Acapulco, y mencionó que por ser estudiantes guerrerenses, existen comentarios adversos a su preparación académica.

Resaltó que “quiero estudiar Actuaría, la cual es una carrera muy difícil, por lo que hay comentarios negativos hacia nosotros por ser un área muy demandada, en las universidades nos discriminan”.

Sin embargo, el joven Iker Ortega, quien logró un examen perfecto, limpio, entre 135 mil aspirantes, señaló que “lo más importante es estudiar y no dejarnos llevar por otra cosa”.

Resaltó que la “actuaría tiene un nivel más alto que las matemáticas, hay que plantear modelos matemáticos, diseñar propuestas, análisis de riesgo de las empresas, forma parte de la rama de la física matemática”.

Por su parte, Ávila Flores logró el pase a cinco universidades nacionales, entre las que se encuentra la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Metropolitana.

Explicó que “la verdad fue muy agotador, pues presentamos cinco exámenes en un mes, además tenía una parte de riesgo, por la pandemia de Covid-19”.

Ávila Flores manifestó que “sí fue muy difícil, tuvimos que ser autodidactas con Iker, desde que empezamos a estudiar online me di cuenta de que había temas que no comprendía, por lo que tuvimos que recurrir a asesorías, tuvimos momentos de desvelo y de mucha presión”.

Explicó que desea estudiar una ingeniería afín a la física y las matemáticas.