Piden reporteros a Coddehum que medie para detener las agresiones en su contra

Escrito por  Arturo de Dios Palma Ago 29, 2017

En cinco de los atentados, los agresores fueron funcionarios públicos, denuncian

Rechazan una reunión con el gobernador porque, dicen, no muestra voluntad de detener ataques


Chilpancingo, 29 de agosto. Integrantes de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG) pidieron al presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno, intervenga para detener las agresiones en contra de reporteros, que en su mayoría son encabezadas por servidores públicos.

Este lunes, integrantes de la APEG se reunieron con Navarrete Magdaleno. Los reporteros le pidieron que intervenga para detener las agresiones en su contra. Le expusieron que en la semana que acaba de concluir siete reporteros fueron agredidos y, en cinco de ellas, los agresores fueron servidores públicos.

Le pidieron que haga pública su postura sobre las agresiones en contra de los reporteros y el contexto de violencia que se vive.

Los integrantes de la APEG le entregaron un informe de las agresiones en contra de reporteros durante 2017. En el reporte, la asociación indica que, de enero a agosto, 30 reporteros han sido agredidos y uno asesinado, Cecilio Pineda Birto, a quienes hombres armados le dispararon cuando esperaba que le entregaran su auto en un autolavado, en Ciudad Altamirano, en la región de la Tierra Caliente.

Los integrantes de la APEG entregaron al presidente de la Coddehum un documento donde exigen que todas las agresiones se investiguen hasta que se castiguen a los responsables.

“Reporteros de Guerrero pedimos un alto a las agresiones y a la violencia en contra de la libertad de expresión. No pedimos privilegios ni trato especial, sólo justicia. La impunidad y la falta de castigo está matando a cientos de ciudadanos en este estado, y los periodistas no somos la excepción”.

Por su parte, el presidente de la Coddehum se comprometió a darle seguimiento a las agresiones y dar acompañamiento, así como manifestar su rechazo a la agresiones en contra de los reporteros.

Navarrete Magdaleno les sugirió a los reporteros una reunión con el gobernador, Héctor Astudillo Flores, pero ésta fue rechazada. Le expusieron al presidente de la Coddehum que no les interesaba un encuentro con el mandatario porque las agresiones provienen principalmente de los funcionarios públicos.

Además de que Astudillo Flores no ha mostrado voluntad para detener las agresiones. Le pusieron de ejemplo cómo el gobernador no impidió la agresión en contra de la corresponsal de El Sur en la Montaña, Antonia Ramírez, por parte de sus escoltas.

Apenas la semana del 20 al 26 de agosto, siete reporteros fueron agredidos en Guerrero, la mayoría por servidores públicos.

Entre ellos está el caso del corresponsal de El Sur en Iguala, Alejandro Guerrero, que un automóvil lo arrolló deliberadamente en el estacionamiento de la plaza Tamarindo.

Este ataque le provocó golpes en la cabeza, el tórax, inflamación en el cerebro y una fractura en la clavícula, por la que fue operado este lunes.

El ataque en contra de Alejandro Guerrero, la organización Artículo 19 la consideró como un “intento de homicidio”, pues, según el relato del reportero, el auto se le aventó encima directamente.

Pero esta semana también fue agredida la corresponsal de El Sur en la Montaña, Antonia Ramírez, por escoltas de Astudillo Flores; en Acapulco, al reportero de La Jornada Guerrero, Roberto Ramírez Bravo, el delegado de la Sedatu, José Armenta Tello le gritó; en Taxco los corresponsales de La Jornada Guerrero y El Sur, Raymundo Ruiz y Claudio Vivero, respectivamente, fueron intimidados por policías federales y, el sábado en Tlapa, empleados del secretario de Asuntos indígenas, Gilberto Solano, impidieron que el reportero Jonathan Cantú tomara fotos de un acto en el que el funcionario entregaba fertilizante.