Murió esperando ver de nuevo a Everardo Rodríguez y a los otros 42 Foto: Dassaev Télles Adame

Murió esperando ver de nuevo a Everardo Rodríguez y a los otros 42

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Feb 06, 2018

Refrendan familiares en Omeapa continuar la búsqueda


Omeapa, Tixtla, 5 de febrero. La madre de uno de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa fue despedida por sus familiares e indígenas de Omeapa, así como integrantes del Comité de Padres y Madres de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa e integrantes de organizaciones sociales, quienes al pie de su tumba refrendaron el compromiso en la lucha de la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala.

A los 52 años, la señora Mi-nerva Bello Guerrero pasó sus últimos días en su natal Omeapa, donde esperó el regreso de su hijo Everardo Rodríguez Bello, uno de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala y a quien buscó sin descanso desde septiembre de 2014.

La tía Minerva, como le conocieron los estudiantes normalistas dentro de la normal de Ayotzinapa, abandonó el movimiento de los padres de los 43 luego de un año de haber iniciado, además de ser una de las madres principales de la búsqueda de sus hijos, esto se debió a las complicaciones y dolores que le ocasionó el dejar de lado su tratamiento contra el cáncer de estómago que tenía, ya que optó por buscar a su hijo desaparecido.

Desde la noche del día domingo, cuando se notificó su deceso, hasta la mañana de este lunes, la tía Minerva estuvo acompañada por habitantes de la comunidad de Omeapa, que pertenece al municipio de Tixtla de Guerrero, también se hicieron presentes un grupo de estudiantes de la normal de Ayotzinapa, organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos, con quien marchó en múltiples protestas en Tixtla, Iguala, Chilpancingo y la Ciudad de México.

Cerca de las 4 de la tarde de este lunes, el ataúd de la tía Minerva salió de su hogar hacia la capilla de Omeapa, donde se realizó una misa de cuerpo presente, y, posteriormente, estudiantes de Ayotzinapa que cargaron el féretro, fue trasladada en una caminata por las calles de la pequeña comunidad tixtleca al panteón de este poblado.

Melitón Ortega, vocero del Comité de Padres y Madres de los 43, expresó que la lucha para encontrar a Everardo y a los demás jóvenes desaparecidos continuará y no renunciarán hasta encontrarlos.

“Lo que quiere el gobierno es que así acabemos todos los que estamos en la lucha”, señaló.