Marchan payasos en Acapulco en exigencia de fin a la inseguridad Foto: Raúl Aguirre

Marchan payasos en Acapulco en exigencia de fin a la inseguridad

Escrito por  Héctor Briseño May 08, 2018

Piden a las autoridades que hagan su trabajo; la violencia ha generado sicosis y ha afectado su trabajo, dice Tallarín de la Sopa Aguada


Unos 50 payasos pertenecientes a diferentes agrupaciones artísticas marcharon por la avenida costera Miguel Alemán, desde el parque Papagayo hacia el zócalo de Acapulco, para exigir a las autoridades que hagan su trabajo y terminen con la violencia que afecta al puerto desde hace más de 10 años, y que arrancado la vida a ocho payasos en este lapso de tiempo.

En representación de los clones, Salvador Francisco Alarcón Arizmendi, conocido como Tallarín de la Sopa Aguada, advirtió que el ambiente de inseguridad ha afectado a todos los sectores de la sociedad, y en el caso de los payasos, se ha registrado una disminución de eventos, pues si antes eran contratados para presentarse en fiestas todos los sábados, ahora los eventos se presentan cada tres o cuatro semanas.

Expresó que en Acapulco la gente vive aterrada, pues existe mucha psicosis, y relató que en una ocasión que tronaron globos en una fiesta en un centro comercial, los asistentes comenzaron a correr despavoridos, incluso cuando se escucha el ruido de un escape en las calles.

En entrevista, Tallarín de la Sopa Aguada expresó que “ya estamos cansados de tanta violencia, de tanta ola sangrienta que a todos nos ha arrancado a todos, yo creo que no hay un solo ciudadano en el puerto de Acapulco que no haya sido alcanzado, familiares o conocidos, por esta ola de violencia”.

En la caminata participaron saltimbanquis de organizaciones como las Fuerzas Armadas Clown, Payasos Unidos de Acapulco, el Club Payaso Amigo, y Payasos del Zócalo de Acapulco, quienes lanzaron consignas como “¡Queremos paz, queremos paz, queremos paz!”; “¡Queremos salir a las calles a jugar futbol como antes, queremos libertad!”.

Alarcón Arizmendi lamentó que “estamos viviendo una etapa de terror aquí en Acapulco, queremos paz, es lo que pedimos, paz en Acapulco”, y comentó que algunos compañeros payasos no participaron en la movilización por temor.

Tallarín de la Sopa Aguada señaló que el gremio de los payasos también se ha visto afectado por la inseguridad, y que incluso este año dos artistas han perdido la vida, Chambitas y el compañero Rojo, y en la última década ocho murieron por causa de la violencia.

Recordó que “desde que empezó la ola de violencia, cuando el drama que inició desde La Garita, hace más de 10 años, hemos sufrido otros percances como los payasos Bombolete, Cotito, Zarzarín, Copetín Lewinsky, Solecito, Duvalín, Trampitas, Popotín, quienes ya están libres pero sufrieron raptos”.

Alarcón Arizmendi recalcó que “ya es hora que pongan un hasta aquí, que vigilen, que no nada más estén de adorno, han pasado hechos violentos, gente del Ejército cerca, que no hacen nada, simplemente se quedan de espectadores”, y se dijo entristecido porque la violencia se ha hecho natural entre los ciudadanos.