Al menos, 6 casquillos percutidos fueron encontrados en el asfalto del nuevo libramiento a Tixtla, luego de que se recuperaran dos autobuses que mantenían en su poder normalistas de Ayotzinapa. Al menos, 6 casquillos percutidos fueron encontrados en el asfalto del nuevo libramiento a Tixtla, luego de que se recuperaran dos autobuses que mantenían en su poder normalistas de Ayotzinapa. Foto: Dassaev Téllez Adame

Policía dispara contra autobús con alumnos de Ayotzinapa, denuncian normalistas

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Sep 14, 2017

Hallan casquillos en el lugar; “no hay evidencia de disparos”: vocero de GCG

El hecho ocurrió la mañana del miércoles en el crucero de Tierras Prietas, al norte de la capital


Chilpancingo, 13 de septiembre. Policías estatales dispararon a las llantas a un autobús en el que se trasladaban estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa.

La acción se suscitó la mañana de este miércoles a la altura del crucero de Tierras Prietas, al norte de la capital, luego de que estudiantes de Ayotzinapa retuvieron una pipa que transporta diésel, así como varios camiones repartidores de mercancías.

Estas acciones de los normalistas, provocó que policías estatales y federales se movilizaran e instalaran diversos filtros de seguridad sobre la carretera de cuota que va hacia Tixtla.

A la altura del punto conocido como Los Túneles, los policías retuvieron al primer autobús en el que se transportaban los normalistas, mientras que un segundo autobús con el número 1563 quedó abandonando en las inmediaciones de la comunidad de Matlalapa, debido a que los policías le dispararon a las llantas.

Los normalistas que se transportaban en esa unidad corrieron hacia el cerro, sin embargo, los policías detuvieron a algunos.

En respuesta a la acción de los policías, los normalistas ingresaron a la comandancia de la policía municipal de Tixtla y se llevaron hacia su escuela a cuatro policías, así como una patrulla de tránsito y un camión de los servicios públicos.

 

No hay evidencia de disparos: vocero

Por la tarde, el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia informó que un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa “robó una pipa con 30 mil litros de gasolina”, por lo que se detuvo a 10 estudiantes durante dos enfrentamientos en el nuevo libramiento a Tixtla y que horas más tarde y en presencia del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero, Ramón Navarrete Magdaleno, fueron entregados.

Informó también que los estudiantes “secuestraron 4 policías municipales de Tixtla y una patrulla de Tránsito municipal”, que también fueron liberados más tarde.

Asimismo, aunque el vocero aseguró que se encontraron casquillos de arma de fuego, manifestó que no hay evidencia que constate que haya habido disparos.

“Los normalistas argumentan que fueron baleados por los policías del estado en el crucero de Metlalapa, lugar en donde se localizaron algunos casquillos regados, por lo que se espera que peritos de la Fiscalía General Estado efectúen las pruebas periciales de los casquillos; no hay evidencia alguna de que haya habido disparos”.

Sin embargo dijo que peritos ya estaban en el lugar para levantar las pruebas “para descartar que se hayan efectuado disparos en el lugar de los hechos”.

 

Que cese la represión: Ayotzinapa

En un comunicado, el comité de padres de los 43 normalistas desaparecidos, así como el Comité Estudiantil Ricardo Flores Magón, de Ayotzinapa, informaron que 60 estudiantes de la normal se trasladaron a la capital del estado para actividades de boteo, pero al regresar a Tixtla a la altura del punto conocido como Los Túneles, la Policía Estatal disparó en varias ocasiones a las llantas del autobús de la Estrella de Oro 1512. Luego detuvo a 12 estudiantes.

“Padres y madres de los 43 y estudiantes condenamos la artera agresión a nuestros jóvenes y exigimos un alto a la represión y  criminalización de Ayotzinapa, alto al uso excesivo de la fuerza contra nuestros compañeros y al uso de armas en manifestaciones públicas”, plantea el comunicado.

Asimismo, pidieron una investigación contra los policías que, dicen, dispararon al autobús 1512, a la cadena de mando; y que sean procesados y sancionados.

Estos hechos se dan a 13 días de que se cumplan tres años de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, sin que se haya esclarecido lo sucedido aquella noche del 26 al 27 de septiembre de 2014.

“Otra vez Ayotzinapa pone los detenidos, otra vez las balas de la policía corrupta y criminal contra nosotros, pero les decimos que no frenarán nuestra lucha y anhelos de verdad y justicia y presentación con vida de nuestros 43; si por levantar la voz y exigir verdad y justicia nos van a seguir disparando, correremos el riesgo; tenemos 43 motivos para hacerlo”, advirtieron.

Además denunciaron que la madrugada de este miércoles, una comisión de estudiantes y padres de los 43 que están en la ciudad de México fue hostigada por hombres armados que preguntaban por ellos y los vigilaban.

Por la mañana, luego de la ceremonia por el aniversario de la Gesta Heroica del Castillo de Chapultepec, se preguntó al gobernador Héctor Astudillo Flores sobre estos hechos, pero argumentó que apenas se reuniría para saber qué sucedió y determinar las acciones a ejecutar.

“Tengo alguna información; parece que se llevaron una pipa los jóvenes de Ayotzinapa, se trató de evitar que se llevaran la pipa, y hay algunas otras consecuencias; se está investigando, no se tiene una información muy a fondo”, dijo.

En ese momento también manifestó que no tenía conocimiento de si había habido disparos contra los normalistas.