Cientos de mujeres que dijeron tener parientes presos en el reclusorio de Acapulco exigen el fin de la revisión vaginal para pasar a verlos. Unos 200 transportistas varones las acompañaron. Cientos de mujeres que dijeron tener parientes presos en el reclusorio de Acapulco exigen el fin de la revisión vaginal para pasar a verlos. Unos 200 transportistas varones las acompañaron. Foto: Rubén Vázquez Santiago

Mujeres reclaman en el Cereso el respeto a sus derechos humanos

Escrito por  Héctor Briseño Sep 19, 2017

Tienen a familiares internos en el penal; piden no ser ultrajadas cuando van a visitarlos

Piden las quejosas la destitución de los actuales mandos de seguridad de la cárcel de Acapulco

Bloquearon calles de los alrededores apoyadas por transportistas; hoy dialogarán con autoridades


Más de 300 mujeres se manifestaron afuera del centro de reinserción social (Cereso) de Acapulco, en Las Cruces, desde poco después de las 10 de la mañana, para exigir un alto a las violaciones de sus derechos cuando visitan a sus familiares internos.

Las manifestantes exigieron que termine la revisión vaginal, y pidieron la destitución de los actuales mandos de seguridad de la cárcel de Acapulco.

Una de ellas manifestó que “pedimos no ser ultrajadas como mujeres, porque tenemos derechos a no ser violentadas, que no nos toquen, queremos que nos respeten cuando pasamos a ver a nuestros familiares”.

Acusaron que guardias del penal les piden cuota para ingresar a ver a sus familiares y que no les dejan ingresar alimentos o les meten las manos.

En el acceso al penal se apostaron unos 40 policías antimotines.

“Mi cuerpo es mío, sin mi permiso no lo toques”, “No a la revisión vaginal”, se leía en algunas cartulinas que portaban las inconformes.

Al grito de “¡fuera el director del penal, alto a la violencia de género!”.

Las mujeres señalaron que como familiares de internos tienen derecho a visitarlos y a que se respeten sus derechos humanos.

“Exigimos cárceles más seguras, donde no se violen los derechos humanos; no revisión que es violación”, clamaban las mujeres mediante un megáfono.

Mujeres acusaron que son manoseadas por guardias hombres, que no existe un espacio especial para la revisión, la cual admitieron, se debe realizar, pero no al grado de humillarlas.

Rosa Hernández Nava, presidenta del Colegio de Abogados Ignacio Manuel Altamirano, expresó que “vamos a presentar una queja ante derechos humanos por violación hacia los derechos humanos de las mujeres; lo que exigimos es que las mujeres no sean violentadas”.

Las manifestantes fueron apoyadas en su movilización por unos 200 transportistas.

La calle del Futbol, donde se encuentra el penal, fue cerrada por manifestantes.

Al lugar arribó la coordinadora regional de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Guerrero, Fany Ruth Lara Figueroa, pero las manifestantes se negaron a establecer un diálogo en otro sitio y mantuvieron la protesta.

Alrededor de mediodía se habían congregado aproximadamente 600 personas afuera del penal y calles aledañas.

La movilización concluyó alrededor de las 14 horas, cuando personal del gobierno estatal se comprometió a establecer una mesa de trabajo.

El delegado general del gobierno del estado en Acapulco, Óscar Hernández Salgado, manifestó que “el acuerdo es establecer una mesa de diálogo para este martes, con representantes de la secretaría general de gobierno, donde se analizarán sus motivos, y en las que tengan razón, habrá respuesta positiva para ellos”.