El delegado de Sedatu, José Manuel Armenta Tello, informa que siguen su curso 12 demandas contra quien resulte responsable por incumplimientos en la reconstrucción tras la tormenta tropical Manuel. El delegado de Sedatu, José Manuel Armenta Tello, informa que siguen su curso 12 demandas contra quien resulte responsable por incumplimientos en la reconstrucción tras la tormenta tropical Manuel. Foto: Dassaev Téllez Adame

Trabajos de reconstrucción registran un avance de 84%: delegado de Sedatu

Escrito por  Arturo de Dios Palma Sep 19, 2017

Hay retraso en las obras por paro de empleados del Fonden, dice


Chilpancingo, 18 de septiembre. El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), José Manuel Armenta Tello, informó que los trabajos de reconstrucción de los daños de la tormenta Manuel y el huracán Ingrid en 2013, registran un 84 por ciento.

En conferencia de prensa, Armenta Tello explicó que actualmente los trabajos de reconstrucción están detenidos por el paro que hacen desde agosto, trabajadores del Fondo para Desastres Naturales (Fonden), a quienes el gobierno federal les adeuda sus salarios.

A pesar de que se ha documentado que hay comunidades afectadas que aún no ha sido atendidas, el avance en la reconstrucción es de 84%, dijo el funcionario federal.

También se han documentado irregularidades en el proceso de reconstrucción, como el caso del fraccionamiento El Mirador, donde se anunció la construcción de mil 100 viviendas y sólo fueron edificadas 598, de las cuales 32 serán demolidas por estarse hundiendo y el resto ya presentan daños en su estructura. Por este caso, Armenta Tello reiteró que existen 12 denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR), contra cuatro empresas y contra “quien resulte responsable”, por incumplimiento.

Por estas irregularidades, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por 10 años al diputado del PRI, Héctor Vicario Castrejón, quien en 2013 era el delegado de la Sedatu en Guerrero.

En tres días –del viernes 13 al domingo 15 de septiembre de 2013– las lluvias provocadas por la tormenta Manuel y el huracán Ingrid devastaron 70 por ciento de la geografía de Guerrero. Una de las regiones más afectadas fue La Montaña. El 7 de noviembre de 2013 en Casa Guerrero vino la respuesta gubernamental. Enrique Peña Nieto anunció el Plan Nuevo Guerrero y destinó para reconstrucción 45 mil 197.1 millones de pesos para ser ejercidos en 2014, 2015 y 2016. Según el portal de transparencia hasta septiembre de este año se ha ejercido 92.1 por ciento del dinero.

El Plan Nuevo Guerrero tiene presupuestado la construcción de 43 fraccionamientos con un total de cinco mil viviendas. Sin embargo, a cuatro años sólo se han entregado de manera parcial 23 de los 43 y 19 de ellos ha sido clausurados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), cinco fueron señalados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por la forma en que fueron adquiridos los predios y sus costos.

El 92.1 por ciento del avance que dice el gobierno no se refleja en los hechos. A cuatro años caminar por las comunidades de La Montaña y de la Sierra de forma inevitable se convierte en un inventario de daños. Se puede ver como los centros de salud que la bravura de un río se llevó no han sido repuestos; o como las escuelas que enterró algún deslave continúan sepultadas.