Asegura la Profepa madera de enebro en operativo para combatir la tala clandestina Foto: Internet

Asegura la Profepa madera de enebro en operativo para combatir la tala clandestina

Escrito por  Héctor Briseño Jun 26, 2018

En El Aguacate decomisó seis cuartones y una motosierra, informa


La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), implementó un operativo de en materia forestal para combatir la tala clandestina en la Zona Crítica Forestal Norte del estado de Guerrero, donde fue asegurada madera de enebro.

La dependencia informó que personal de Profepa en coordinación con elementos de la Gendarmería Federal, estableció un puesto de control para revisar vehículos que transportan materias primas forestales, con la finalidad de verificar su legal procedencia.

El punto de supervisión fue instalado en la convergencia de las brechas de terracería que conectan a las comunidades de Plaza de Gallos-Zozoquitla-El Aguacate, en el municipio de Taxco de Alarcón.

En la comunidad El Aguacate, elementos de la Profepa aseguraron seis cuartones de madera de Enebro, que pertenece a la especie Juniperus, correspondientes a 0.217 metros cúbicos, así como una motosierra, con espada de 30 pulgadas, encontrada junto a los cuartones y que, evidentemente, era utilizada para tala clandestina.

La Profepa señaló que en la zona no existen autorizaciones para el aprovechamiento forestal maderable emitidas por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que se deduce, la madera se taló de manera ilegal.

La madera de enebro es una especie que se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010, bajo la categoría de Protección Especial.

De acuerdo a portales especializados, el enebro o la madera de sabina, es utilizada y demandada por su durabilidad y resistencia.

El enebro no suele superar los 10 metros de altura, y en muchas ocasiones se le considera un arbusto. El tronco suele estar muy ramificado y no es por lo general recto, lo que dificulta su explota ción maderera.

Se trata de un árbol de crecimiento lento, por tanto su explotación debe estar controlada. Si se cuida bien, esta madera puede durar siglos.

La Profepa señaló que conti nuarán las acciones de combate a la tala clandestina, a través de la vigilancia y protección de los recursos naturales, en coordinación con fuerzas de seguridad pública federal.