Habitantes de la comunidad de El Puzulmiche, en Tecpan, denuncian la existencia de un basurero clandestino a la orilla de la carretera de la ruta Tecpan-El Balcón. Habitantes de la comunidad de El Puzulmiche, en Tecpan, denuncian la existencia de un basurero clandestino a la orilla de la carretera de la ruta Tecpan-El Balcón. Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Basurero clandestino contamina cárcamos del sistema de agua en Tecpan, denuncian

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Sep 23, 2017

Se incrementan moscas y sancudos en la comunidad de El Puzulmiche, se quejan vecinos

La dueña del predio llama a las autoridades para que limpien el tiradero y prohíban arrojar la basura


Tecpan, 22 de septiembre. Habitantes de la comunidad de El Puzulmiche, en Tecpan, denunciaron la existencia de un basurero clandestino a la orilla de la carretera de la ruta Tecpan-El Balcón, cuyos escurrimientos van a dar al río Tecpan contaminándolo, además de que se han incrementado los insectos como moscas y zancudos en la localidad.

El problema se torna más grave porque los escurrimientos del tiradero van a dar directamente al río corriente arriba y la contaminación que le genera va a dar directamente a los cárcamos del sistema de distribución de agua para la población de la cabecera municipal, alertó Ismael Casares Méndez, presidente del Comité de Caminos de la ruta Tecpan, El Balcón, Fresnos de Puerto Rico.

Por su parte, el delegado de la comunidad de El Puzulmiche, Martín Campos Villalba aseguró que desde que se originó el basurero se incrementó el número de moscas y zancudos en la localidad, debido a la polución que origina la basura.

En el basurero, explicó, hay de todo tipo de desechos, entre ellos medicamentos caducos, restos de mangos descompuestos, cartones, botellas, restos de madera papeles y objetos de plástico, que la gente arroja porque ya agarró el lugar como basurero oficial.

Además de los daños al agua del río y el aumento en el número de insectos en la población, el tiradero también afecta los terrenos de alrededor, ya que la gente rompe mangueras y cercas de alambre en su afán por tirar los desechos, afirmó Lucila Romero Torres dueña del solar en donde apareció el basurero.

La mujer contó que un día, una persona desconocida, prendió fuego al lugar y éste se amplió y quemó los potreros que están cerca, lo que afectó a los ganaderos porque los animales se quedaron sin comer por varios meses.

La dueña del predio llamó a las autoridades municipales para que limpien el tiradero y después coloquen señalamientos en los que se prohíba a la gente arrojar basura, además de poner vigilancia para sancionar a quienes insistan en esa actitud.