Protestan trabajadores de hospital regional calentano por falta de medicinas y alimentos Foto: Tomada del Facebook

Protestan trabajadores de hospital regional calentano por falta de medicinas y alimentos

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Jul 26, 2018

Las carencias continúan pese a que hay nuevas instalaciones en Coyuca de Catalán

Exigen una solución al desabasto de medicamentos y por la suspensión de comidas a pacientes


Coyuca de Catalán, 25 de julio. Por falta de medicamentos y suspensión de la alimentación a pacientes, personal médico y administrativo del hospital regional Guillermo Soberón Acevedo, se manifestaron la mañana de este miércoles, y exigieron al gobernador Héctor Astudillo Flores, y al secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, solución inmediata a la crisis que se padece, además de la remoción de las autoridades regionales en ese sector.

El líder sindical Jorge Ortiz Gutiérrez expresó su malestar por las condiciones en que se labora en el nosocomio desde hace nueve meses, pues aún en las viejas instalaciones, hicieron una primera protesta, sin que hasta la fecha, dijo, hayan recibido alguna respuesta por aquella manifestación generalizada.

Las condiciones en que se trabaja en el nosocomio, dijo, afecta directamente a los pacientes pues se ha incrementado el riesgo en el demérito de la salud de toda la zona calentana, el número de enfermos crecerá de manera desmedida e incontrolable sin que en este hospital se pueda hacer nada, se dolió.

El edificio nuevo, fue ocupado este año, luego de que también desde 2017, se anunciara el cambio, aunque se sigue sin inaugurar, pues el gobernador Astudillo Flores había anunciado en su momento, la posibilidad de que echara a andar la actividad hospitalaria, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, por lo que siguen esperando.

El director del nosocomio, René Gómez Medina, ha explicado anteriormente que la escasez de medicamentos pronto se solucionaría, y justificó la situación porque la problemática no es exclusiva de la región calentana; aunque en esta ocasión, desde el lunes pidió permiso para ausentarse y evitar de paso, el movimiento que se anunció anticipadamente, se haría esta semana.

El líder sindical acusó que es tan agudo el problema, que los familiares de pacientes han tenido que adquirir material quirúrgico, y es que en estos momentos no hay medicamentos ni comida para los pacientes. Es tal la situación, por el evidente mal manejo de los recursos humanos, materiales y económicos, que exigen el despido del jefe jurisdiccional, Enrique Robles Romero, y el administrador, Edgar Saic Gómez, quienes entre otras acciones, han cancelado varios pagos, suspendido beneficios del personal, pero ellos mantienen su ritmo de vida.

Ortiz Gutiérrez informó que una situación similar sucede en Acapulco, por lo que el personal de la Jurisdicción Sanitaria 07 también han protestado, debido a los malos manejos en los programas de Prospera y Seguro Popular; esta situación, dijo el líder sindical, ha cancelado el mantenimiento de infraestructura, “porque pudo haberse desviado el recurso en beneficio de los directivos pero en perjuicio del pueblo”.

La manifestación no significa un paro de labores, dijo el líder sindical, pues el personal está laborando en el interior pese a las limitaciones, pero se hace por segunda ocasión, ante los oídos sordos prestados en la primera ocasión, de tal forma que desde el pasado 13 de julio, se empezaron a reunir los sindicalizados para analizar la problemática del hospital, y concluyeron en la realización de actividades diversas al respecto.

A los pacientes se les solicita desde gasas hasta material de operación, es algo insostenible, calificó; en esta ocasión, hubo mejoras con el cambio de edificio, pero se carece de todo y ya se ha declarado la suspensión de alimentos, lo que deja sin dudas que la crisis es mayor “de lo que pensábamos”.

El personal se mantiene prácticamente en el mismo número que cuando estaban en el viejo edificio, tiempo en el que el director René Gómez ya calculaba que se requería cuando menos el doble del personal de enfermería y el ingreso de especialistas que siguen “faltando a la fecha”, expuso el líder sindical.

La intención del movimiento, expresó, es hacerse escuchar, pues la situación es en realidad preocupante, y no se puede laborar en condiciones tan deplorables como se hace en el Soberón Acevedo, cerró.