Demandan campesinos declarar zona de desastre a Tierra Caliente Foto: Tomada del Facebook

Demandan campesinos declarar zona de desastre a Tierra Caliente

Escrito por  Jesús Pintor Jul 31, 2018

Están en riesgo de perderse los cultivos debido a la Canícula, señalan comisariados

Sólo en Tlalchapa, los productores estarían perdiendo 35 millones de pesos, calcula alcalde electo

El Seguro Catastrófico no soluciona el problema en el tema específico de las pérdidas, acusa


Tlalchapa, 30 de julio. Por el problema generalizado en la Tierra Caliente por la falta de lluvia, un grupo de campesinos calentanos encabezados por comisariados ejidales, solicitaron que el gobierno federal declare zona de desastre a la región calentana, pues sólo en Tlalchapa, están en riesgo de perderse 5 mil hectáreas de cultivo de maíz debido a la Canícula.

La temporada de Canícula, se tiene estimado que llegue hasta el 28 de agosto, con posibilidades de que se extienda hasta septiembre, expresó el secretario del Comisariado Ejidal de Tlalchapa, Saulo Ponce, quien abundó en la preocupación ya que las pérdidas son incuantificables, tomando en cuenta que un productor invierte de 7 mil a 13 mil pesos por hectárea, y el Seguro Catastrófico del gobierno federal, apenas cubre mil 500 pesos.

Con esta situación, abundó el presidente municipal electo, Marín Mora Aguirre, hay un total descontrol en el área, ya que cuando el campesino vende su producto, se lo pagan en 2 pesos con 75 centavos, en tanto cuando es el acaparador quien vende, el campesino tiene que pagar 6 pesos ese kilogramo, por lo que previó un aumento sustantivo en el precio del kilogramo de la tortilla, en aproximadamente 20 pesos.

Mora Aguirre hizo un cálculo en ese momento, y estimó que tan solo en Tlalchapa, los productores estarían perdiendo 35 millones de pesos, si se considera que cada hectárea requiere de 7 mil pesos, de esta manera pidió que el gobierno federal y estatal volteen a ver a la Tierra Caliente.

Es un llamado urgente pero también muy angustiante, dijo Cipriano Pedroza, presidente del comisariado ejidal tlalchapense, pues de la misma manera como se perderían los cultivos y la actividad agrícola demeritaría, la pecuaria tendría graves consecuencias, debido a que los campesinos calentanos en su mayoría siembran para autoconsumo, y dependen de sus siembras para alimentar a su ganado.

Estos son momentos muy complicados, la contingencia por la Canícula, expresó Cipriano Pedroza, indica que se viene una gran crisis en el área productiva para la Tierra Caliente, y más para municipios pobres como Tlalchapa, quien recurre a gestiones de manera constante, para amainar la escasa bolsa que se destina para obra pública.

En estos momentos ya la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), ha mandado sus formatos para que los campesinos se inscriban para recibir el pago del llamado Seguro Catastrófico, indicó Mora Aguirre, “que habrá de llegar quién sabe cuándo”, pero no soluciona el problema en el tema específico de las pérdidas.

Los campesinos invierten en: semilla, mano de obra, peones, alimentación, maquinaria, animales y en casos de mayor complejidad, tractores y equipo tecnológico de punta, además de líquidos para fumigación, abono, entre otros insumos, detalló el también exdiputado federal y local, de tal manera que la inversión por hectárea de maíz va de los 7 mil a los 13 mil pesos, y que no se compraran con la ayuda tradicional del Seguro Catastrófico.

Se vienen tiempos complicados, abundó Saulo Ponce, en esto nadie tiene la culpa, es la Canícula, que podría extenderse más allá de lo calculado, pero debe atenderse, dijo, y pidió, de la misma manera que los productores allí reunidos, que si va a ayudar el gobierno, que especifique las formas para que no deje dudas.

Y es que ya se tienen las experiencias del paso del fenómeno meteorológico Ingrid y Manuel, se dijo que se ayudaría “y mucha gente sigue esperando esa ayuda prometida”, reprochó Mora Aguirre, de la misma manera como lo expresó Carlos Chávez Real, tesorero del comisariado ejidal de Tlalchapa.