Petatlán, Papanoa y Azueta son puntos de riesgo en caso de sismo, alertan investigadores Foto: Hercilia Castro

Petatlán, Papanoa y Azueta son puntos de riesgo en caso de sismo, alertan investigadores

Escrito por  Hercilia Castro Oct 19, 2018

Plantean que tan probable es que se propague desde Costa Chica hasta Costa Grande

La Brecha de Guerrero libera energía de manera silenciosa, lo que podría desencadenar un terremoto


Zihuatanejo, 18 de octubre. Investigadores de la Universidad de Kioto, del Centro de Desastres de Terremoto y Predicción de Desastres y su Prevención, y de la UNAM, fueron bloqueados por taxistas de la UTAAZ, quienes no permitían que los científicos tomaran la camioneta transportadora que los llevaría hacia el aeropuerto.

La conferencia del equipo de científicos japoneses que llevan un año trabajando en el monitoreo de mareas en el municipio, fue ofrecida en el hotel Caracol, ubicado en la playa La Madera, para hablar de que Petatlán, Zihuatanejo y Papanoa, son puntos de riesgo dentro de la llamada Brecha de Guerrero, la cual en muchos años no ha tenido actividad.

Pasada la conferencia donde los científicos explicaron que en Guerrero, la Brecha tiene sismos lentos con periodos de 4 años, liberando de manera silenciosa, sin emitir ondas, una parte de la energía, y esos sismos entre Acapulco y Papanoa, están penetrando la zona de las placas “es decir, están liberando energía que potencialmente podría romper”.

Subrayó que el lapso sería mayor para desencadenar un sismo enorme entre Acapulco y Papanoa.

“Lo que nos preocupa, es que, un sismo grande, sí podría iniciar en la Costa Chica, y la pregunta que nos estamos haciendo con estudiantes de doctorado al respecto, es que tan probable que inicie una ruptura en la Costa Chica, se pueda propagar hasta Papanoa como ustedes recordarán el temblor de 2014, hasta Petatlán y creemos que sí hay razones objetivas para pensar así como ha sucedido en Japón”, dijo Víctor Cruz Atienza.

Al terminar la conferencia, taxistas de la UTAAZ no permitían que salieran los científicos, a pesar del pacto que hizo el líder anterior de esa asociación de que ya no habría este tipo de protestas.

Los taxistas reclamaron que la camioneta llegó sin pedir orden salida, aunque negaron que fuera un bloqueo, y sólo rompieron las reglas la camioneta pre contratada y pagada.

Cuestionados por los reporteros del impacto internacional de que estaban reteniendo a los científicos, los taxistas dijeron que ese era otro tema y se trataba de respetar convenios.

Después, la UTAAZ quiso llevarlos, pero los científicos se opusieron a ser llevados por sentirse inseguros, por lo que pidieron el apoyo a bomberos para poder salir del hotel y de Zihuatanejo, después de haber sido acosados por los taxistas.