Deben sacar del mar la estatua del Rey de Reyes en Azueta: escultor Foto: Tomada del Facebook

Deben sacar del mar la estatua del Rey de Reyes en Azueta: escultor

Escrito por  Jaime Ojendiz Realeño Nov 18, 2018

Se busca que se conserve; actualmente presenta serios daños, indica Jesús Octavio Gómez

Las embarcaciones de fondo de cristal no garantizaban que la imagen se viera bajo el agua, señala

“Lo mejor sería colocarlo en un parque público, donde pueda ser visitado dentro de actividades religiosas”


Zihuatanejo, 17 de noviembre. El escultor Jesús Octavio Gómez García señaló que la escultura de bronce Rey de Reyes, ubicada en el rompeolas de playa Las Gatas debe ser sacada del mar y reubicada para que se conserve, ya que actualmente presenta serios daños.

Como medida urgente para seguir preservando la figura religiosa, sugiere que se dé una reubicación del Cristo porque presenta un avanzado proceso de deterioro, “sumergido en el agua el bronce se ve seriamente afectado por la salinidad y no sirve estar dando mantenimiento porque es muy caro hacerlo en esas condiciones”.

Siguiendo la línea de otros destinos turísticos que ha optado por integrar a los cristos como un atractivo turístico, opina que lo mejor sería colocarlo en un parque público, “como el parque ecológico El Limón o bien en alguna colonia donde pueda ser visitado por turistas dentro de sus actividades religiosas”.

Otro de los argumentos para la reubicación de la escultura, es que para poder restaurarla se debe invitar a al creador de la escultura; Marcos Rivero, que radica en Acapulco “el debe apoyar y lo que aconsejo es no postergar esa rehabilitación”.

Gómez sostiene que de lograrse el proyecto de sacar el Cristo sumergido en aguas de la bahía, “no tendría que ser sumergido de nueva cuenta ya que la escultura de más de dos metros de alto podría estar sulfatada y fragmentada en pedazos por la salinidad”.

Expuso que la idea del Rey de Reyes no fue lo que se esperaba ya que las embarcaciones de  fondo de cristal no garantizaban que la escultura se viera bajo el agua; “la colocaron muy profundo y en un sitio de agua turbia y se convirtió en un atractivo desperdiciado ya que el sector religioso aunque quiera no la puede ver por eso es mejor una reubicación”, cerró el escultor.