Protesta trabajador de nosocomio de la capital con pintas de sangre por su cese Foto: La Jornada Guerrero

Protesta trabajador de nosocomio de la capital con pintas de sangre por su cese

Escrito por  Redacción Nov 24, 2018

Fue despedido por tres faltas en un mes; “es mentira”, señala

Chilpancingo, 23 de noviembre. El trabajador social del hospital del Niño y la Madre Guerrerense, Luis López Ortiz, protestó encadenado de las rejas del nosocomio e hizo pintas con su sangre, para exigir la destitución del director Adiel Molina Bello, porque fue despedido el sábado sin que se le notificara, supuestamente porque tuvo tres faltas en un mes, lo que manifiesta que no es cierto.

Agregó que supo que fue despedido porque su espacio se lo van a ceder a una mujer que tiene una supuesta relación con un directivo.

Desde las 8 de la mañana, el trabajador social con 14 años de antigüedad dentro del hospital y fundador, se sacó sangre y pintó en unas hojas blancas que pegó en la fachada del hospital “Justicia, Fuera Molina”.

En la protesta lo apoyó su compañera Pilar León Mondragón, quien dijo también ha sido objeto de violación a sus derechos laborales y a su salud, pues padece diabetes mellitus tipo 2.

El despedido contó que fue despedido injustificadamente sin notificación escrita. El sábado ya no pudo ingresar al hospital porque fue borrado del checador.

“La encargada del Jurídico del hospital me informó de manera verbal que no podía checar ya, porque estaba despedido, porque ya habían ido a la Junta de Conciliación a interponer mi despido”, manifestó.

El trabajador abundó que le preocupa porque tiene tres hijos que mantener y es el sustento de su familia.

Señaló que tiene cómo comprobar que no faltó las tres veces que le dicen que se ausentó de su trabajo, pero no le hicieron caso, insistieron que estaba despedido.

Dijo que no ha tenido diálogo ni con el director, ni el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, aunque sí les envió oficios, principalmente al director para que lo recibiera y le explicara la situación, sin obtener respuesta.

Agregó que también le envió un oficio al gobernador Héctor Astudillo Flores para pedir su intervención, pero tampoco ha tenido respuesta.

Lamentó que su sindicato, la sección 61 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg) lo desconoció.

Luis López aseguró que sí hay compañeros que lo apoyan pero están amenazados, incluso les cerraron la puerta para impedir que salieran a donde se estaba manifestando.

Además de la destitución del director, solicitó su reinstalación inmediata.