Periodontitis, la enfermedad dental por la que debes cuidar tu boca

Escrito por  Nov 27, 2018

Si no quieres perder tus dientes en el sentido más literal de la palabra, sigue leyendo.


Muchos lo descuidan más de lo que deberían, y luego acaba pasando factura. La salud dental es algo sumamente importante. No es solo por una cuestión estética, de imagen, es algo que influye directamente en el bienestar de todo nuestro organismo. Los dentistas insisten mucho en ello, y no es para menos.

Tratamientos, implantes, empastes, ortodoncias… Hay muchos medios a través de los cuales se trata nuestra boca y con los que se intenta que esté en el mejor estado posible. Muchas formas diferentes de poner remedio a pacientes que acuden a las manos más expertas en busca de soluciones, aunque a veces sean más o menos complejas.

Una de las dolencias más habituales en este ámbito, estrechamente ligada a la falta de cuidados, es la enfermedad periodontal. Las estadísticas señalan que, entre el 15% y el 20% de los adultos con una edad de entre 35 y 44 años tienen algún tipo de problema bucodental como consecuencia de esta enfermedad. Aunque puede no sonar como un número muy elevado, hablamos de más de mil millones de personas si nos fijamos en el espectro mundial.

Por eso, insistimos, el cuidado de boca, encías y dientes es sumamente importante, como también lo es saber detectar cualquier indicio de infección o enfermedad. Para que puedas actuar a tiempo y acudir a los profesionales que debes, vamos a profundizar un poco más en esta dolencia que hemos presentado, vamos a ahondar en todo lo relacionado con la periodontitis.

 

Enfermedad periodontal, toda la información que necesitas

Dado que se trata de una dolencia importante, ya que es capaz de hacer que una persona pierda dientes por el mal cuidado de su boca, vamos a tratar tanto las causas que provocan la periodontitis como los métodos para prevenirla. Presta mucha atención si de verdad te preocupa tu salud bucodental.


Causas

Se pueden señalar muchos factores dentro de este campo, pero hay uno que es totalmente indiscutible. El principal detonante de la periodontitis es la falta de higiene bucodental. No cepillarse los dientes la cantidad adecuada de veces al día, como también hacerlo de mala manera, propicia que la placa bacteriana se desarrolle y se expanda por los dientes.

Al ocurrir esto, la aparición de sarro es lo siguiente, comenzando a apoderarse de la línea entre encías y dientes y provocando casos de gingivitis o inflamación de encías si no se trata rápidamente con una limpieza dental.

Si esto sigue adelante, las bacterias que se expanden a causa del sarro comienzan a entrar en conflicto con el sistema inmunológico, y las principales perjudicadas son las piezas dentales. Tanto sus tejidos como sus huesos comienzan a deteriorarse y a debilitar el diente, lo que acaba propiciando su caída.

En caso de no recurrir a un buen tratamiento para la periodontitis, es más que probable que el paciente pierda más de una pieza. Si el sarro abunda entre tus dientes, no dudes en acudir lo más rápido posible a un especialista antes de que vaya a más.


Prevención

La primera clave a tener en cuenta para prevenir la enfermedad periodontal es, sin duda, alguna, cepillarse los dientes tras cada comida. Nada de usar solo agua, debe ser un cepillado completo, usando una buena pasta dentífrica y asegurando que no queda ningún resto de comida en la boca, ya que puede empezar a dar problemas poco a poco.

Es sumamente importante, también que la pasta a utilizar contenga flúor. Este componente previene los daños, combatiendo la placa y fortaleciendo todas y cada una de las piezas dentales frente a agentes externos. En supermercados e incluso clínicas odontológicas puedes encontrar algunas marcas y productos de este tipo que son bastante recomendables.

Además de esto, es sumamente recomendable usar tanto enjuage bucal como hilo dental. El primero logra combatir aún más la placa y erradicar bacterias con el lavado, el segundo es capaz de entrar en zonas imposibles de alcanzar por el cepillo, consiguiendo una limpieza mucho más profunda y necesaria para el buen mantenimiento de la boca.

Esperamos que hayas prestado mucha atención, tanto las causas como los métodos de prevención son la mejor forma de conocer bien esta enfermedad y, sobre todo, evitarla. Aunque al final, lo más importante es hacer caso al mensaje que lanzamos constantemente: si de veras quieres que tu boca y tus dientes estén bien, asegúrate de limpiarlos bien todas las veces que puedas a lo largo del día.ecuerda que, en caso de notar síntomas y tener algún problema, no hay que dudar en acudir a especialistas en salud dental. Solo ellos pueden darte las mejores soluciones y asegurar que tu boca vuelva a estar en el mejor estado posible. Pierde los miedos y confía en ellos.