Se deteriora la salud de 17 padres de los 43; se agravan sus males, dice abogado Foto: La Jornada Guerrero

Se deteriora la salud de 17 padres de los 43; se agravan sus males, dice abogado

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Dic 03, 2018

Sufren problemas del corazón y diabetes por el desgaste en la búsqueda de justicia

Rechaza Vidulfo Rosales que restos encontrados en Cocula sean de 19 de los desaparecidos


Chilpancingo, 2 de diciembre. Al menos 17 padres directos de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos padecen graves problemas del corazón y diabetes que se han agravado en los últimos 4 años, manifestó el abogado de Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra.

Rosales Sierra fue entrevistado durante el sepelio del señor Tomás Ramírez, padre del estudiante de Ayotzinapa Julio César Ramírez Nava, asesinado la noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero.

Don Tomás Ramírez murió la madrugada del sábado, víctima de insuficiencia renal, enfermedad que se agravó a raíz del asesinato de su hijo. Con don Tomás, suman dos familiares directos que han muerto en la lucha por encontrar la justicia por el crimen contra los normalistas; la primera fue doña Minerva Bello Guerrero, quien víctima de cáncer murió sin dar con el paradero de su hijo, Everardo Rodríguez.

En entrevista, el abogado de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, Vidulfo Rosales, comentó que el desgaste en la salud de los familiares directos ha ido agravándose por el hecho en sí de padecer una desaparición forzada y por la demora en investigaciones “ineficaces, sacadas bajo torturas”.

Vidulfo Rosales lamentó que desde hace tiempo estas dilataciones en las investigaciones, ha provocado que haya un desgaste en la salud y en el aspecto físico en todos los padres de familia, “más de 4 años ha hecho que vaya deteriorándose de manera vertiginosa la salud de los padres”.

Informó que son unos 17 padres y madres de los estudiantes desaparecidos que tienen problemas de salud como diabetes, hipertensión, renales, que se han agravado.

Detalló que los problemas de salud más graves que enfrentan estos 17 padres y madres, son problemas de diabetes y del corazón, enfermedades que ya tenían, pero que se agravaron a raíz de la desaparición de sus hijos.

“Todo esto es ya muy complicado, urge una intervención, los que son diabéticos se ha deteriorado su salud, hay padres que ya no pueden caminar; don Estanislao, por ejemplo, tiene un problema de salud sumamente grave, producto de la diabetes que tiene, no puede caminar, y así otros padres, principalmente son problemas cardiacos y de diabetes, que de por sí ya tenían pero que a raíz de la desaparición de los jóvenes lo ha agravado más”, mencionó.

El abogado señaló que como organizaciones han creado un cuerpo médico que ha hecho un diagnóstico de la salud de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, sin embargo, no cuentan con los recursos suficientes para el tratamiento de cada uno de ello, lo que ha provocado que todo se complique.

Confió que con el nuevo gobierno se puedan entablar pláticas para la creación de un programa de atención para los padres, pláticas que no se lograron con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Rechaza abogado que restos sean de 19 de los desaparecidos

El abogado de los padres de los normalistas desaparecidos, Vidulfo Rosales Sierra, rechazó la versión que dio la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de que en el basurero de Cocula se encontraron 19 restos que pudieran pertenecer a los estudiantes.

En su informe que dio la CNDH sobre el caso de Ayotzinapa, se informó que en el basurero de Cocula, se encontraron restos de 19 cuerpos que fueron incinerados y que pudieran corresponder a los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Al respecto, el abogado de los padres de familia de los 43 normalistas, consideró que tiene puntos importantes como el ratificar que sí hubo participación del Ejército Mexicano en la desaparición de los jóvenes.

“Da cuenta de que en varios escenarios de agresión estuvieron autoridades federales, versión que negó el gobierno de Peña; se establece que estuvo la Policía Federal, la Policía Judicial Federal, el Ejército sí anduvo patrullando; esos son temas que pone sobre la mesa la CNDH”, dijo.

Sin embargo, aclaró que tanto los padres de familia como los abogados y organizaciones sociales no aceptan que el órgano defensor diga que se encontraron restos de 19 cuerpos y que pudieran ser de los normalistas.

“Los 19 restos se tiene lo señalado por el equipo argentino de que científicamente no se pueden identificar si esos restos pertenecen o no a los estudiantes, porque era un basurero; Iguala es un lugar donde hay fosas, donde se asesinan a personas y hay muchas probabilidades de que ahí fueran a tirar a muchas personas, había miles de restos que fueron analizados pero no hay una identificación que diga que pertenecen a los estudiantes”, aseguró.

Otro aspecto en el que no concuerdan con el informe de la CNDH es en la identificación de Joshivani Guerrero de la Cruz, pues aún se están haciendo más pruebas de identificación por parte de las universidades de Suiza, “venir a decir que ya es hecho que hay una identificación de Joshivani creo que es irresponsable”.

Y un tercer punto, es si hubo o no fuego la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre.

Para los padres de los 43 estudiantes desaparecidos y las organizaciones sociales, con el nuevo gobierno hay esperanza que las cosas en la investigación cambien, sin embargo, aseguraron que no cesarán en sus manifestaciones.

“Hemos sido claro con la gente de López Obrador, confianza hasta ahorita no hay; la confianza hay que construirla en el camino; tenemos expectativas, esperanza de que las cosas cambien en cuanto la dinámica de la investigación”, dijo.