Colocamos retenes de control en entradas al municipio de Petatlán, indican comunitarios Foto: Hercilia Castro

Colocamos retenes de control en entradas al municipio de Petatlán, indican comunitarios

Escrito por  Hercilia Castro Dic 12, 2018

No vamos a la cabecera municipal con armas, no venimos a agredir a nadie, aseveran

Nos están amenazando por medio de las redes sociales, denuncia la Policía Ciudadana Comunitaria


Petatlán, 11 de diciembre. Integrantes de la Policía Ciudadana Comunitaria de la Costa Grande y Sierra, adherida a la Upoeg, señalaron que han puesto desde ayer retenes de control sobre las entradas de ese municipio, pero también, que han recibido amenazas del grupo delictivo de la Guardia Guerrerense.

Esta mañana, unos 300 comunitarios, dispersos desde las instalaciones de la dirección de Seguridad Pública de esa cabecera, hasta el tope del Cobach, y las entradas, se paraban al lado de la carretera dando el paso a los automovilistas.

Las mujeres comunitarias, leían las noticias de la red social Facebook viendo opiniones contrarias a su movimiento social. “Gente de Petatlán, es hora de que saquemos a esos comunitarios, no pueden estar aquí, andan armados, hay que echarlos fuera”, leían.

Entrevistado al respecto, un comunitario expresó que están siendo amenazados  a través de las redes sociales, el WhatsApp, vía celular y por los aparatos de radio de la comandancia de policía municipal.

Comentó que en el transcurso de la madrugada, acudió a verlos el alcalde de Petatlán, Esteban Cárdenas, quien les manifestó estar en la mejor disposición. Nuevamente, las mujeres comunitarias mostraron sus pancartas con la exigencia de un alto a la extorsión, asesinatos, desaparecidos, secuestro y abigeato.

Para las 19:20, los comunitarios informaron que seguían las amenazas por parte del grupo delictivo de la Guardia Guerrerense, incluso, que “nos dijeron que nos iban a echar unas papas, unas granadas, pues”.

También, que en el transcurso de la noche, la policía estatal haría un operativo de seguridad en la zona.

Sobre las versiones de que anduvieron en la cabecera municipal con armas, desmintió que fuera así, “sí fuimos al pueblo, a hacer nuestros trámites, las mujeres fueron a bañarse y comprarse ropita, pero nunca con agresividad, nosotros no venimos a agredir a nadie”.