Por la inseguridad, casas de empeño de Iguala, prácticamente en quiebra, aseguran Foto: Tomada del Facebook

Por la inseguridad, casas de empeño de Iguala, prácticamente en quiebra, aseguran

Escrito por  Ricardo Almazán Dic 23, 2018

Al no ser ya negocio, las pocas que continúan podrían también cerrar, advierten

Existe tal lazo entre joyería y estos negocios, que si no hay venta en uno, afecta al otro, señalan


Iguala, 23 de diciembre. Casas de empeño prácticamente en la quiebra, señalan quienes se dedican a este rubro; aseguran que la inseguridad ha jugado un factor importante para que las personas desistan de usar y comprar alhajas de oro.

Crisis en venta de oro

Iguala, llamada en algún momento La Ciudad del Oro, por la prosperidad en la venta de joyería de oro, vive en la actualidad una crisis que se ha extendido por varios años y ha afectado no solo en la venta de joyería, si no también en las casas de empeño.

Alrededor del mercado municipal existían decenas de negocios que se dedicaban el empeño de alhajas de oro, en la actualidad sobreviven todavía algunos, la mayoría cerró sus puertas al ya no ser negocio, los pocos que continúan advierten que podrían también cerrar sus puertas.

Armando Reyes tiene un local de empeño de alhajas de oro desde finales del milenio pasado, indicó que hace unos 15 años las personas cuidaban sus alhajas y las tenían resguardadas, para venderlas o empeñarlas en caso de una emergencia, aseguró que la crisis obligó a que las vendieran definitivamente en el mejor de los casos, en otros simplemente ya no tuvieron dinero para poder recuperarlas o pagar el refrendo del empeño, esto ha tenido como consecuencia que muy pocas personas sigan poseyendo alhajas de oro.

Otro factor indicó es la inseguridad, “antes tenían que la pulserita, la cadena, los aretes de oro, los usaban del diario o si acaso para fiestas, ahora nadie usa oro, mucho menos si vienen al mercado, sabe que si vienen con oro en menos de dos cuadras los pueden asaltar, también eso afectó a que la gente tenga menos oro en sus hogares, el no poder usarlo” subrayó el comerciante.

Indicó Armando Reyes que existe un lazo entre joyerías y casas de empeño, “si hay ventas de joyería la gente después tendrá algo que poder empeñar, si no hay venta en joyería no tienen algo que empeñar, la situación crítica para las casas de empeño inició hace 5 años, bajaron de golpe un 60% los empeños, la mayoría de las casas de empeño cerró, sólo quedamos unas cuantas” acotó.

Mencionó que si las cosas continúan igual cerrarán casi en su totalidad las casas de empeño, por que ya no hay más oro que empeñar, aunado a la crisis que prevalece no se ve un futuro claro en estos negocios, aunque dijo soportarán lo más que puedan por que de algo tienen que tratar de alimentarse y en Iguala no hay prosperidad en ningún negocio.