Se robaron cableado en escuela primaria reinaugurada por el gobernador, acusan Foto: La Jornada Guerrero

Se robaron cableado en escuela primaria reinaugurada por el gobernador, acusan

Escrito por  Beatriz García Ene 12, 2019

Sucedió durante las obras de remodelación del plantel, señalan


Chilpancingo, 11 de enero. Padres de familia de la primaria Antonio A. Guerrero denunciaron que el gobernador Héctor Astudillo Flores inauguró un edificio y la rehabilitación de las aulas, sin embargo, durante los trabajos se robaron el cableado de seis aulas por lo que no hay luz, se robaron un cañón, redujeron los baños y cortaron árboles.

El lunes el gobernador inauguró la construcción y rehabilitación de la escuela, donde anunció los logros obtenidos con esta obra.

En una visita a la escuela, la profesora Erika Lucas dijo que hay cuatro salones, la biblioteca y el salón de USAER que se quedaron sin luz porque se robaron el cableado y la instalación, esto durante los trabajos de remodelación y construcción del edificio.

Señaló que los padres de familia también se inconformaron porque en el patio no dejaron ninguna alcantarilla para que en época de lluvias no se estanque el agua.

Agregó que en el caso de los baños antes había ocho para niños y ocho para niñas, y que ahora solo dejaron cuatro para cada uno, en el resto se construyeron dos aulas.

Cada grupo tiene cerca de 35 niños, y hay tres grupos de cada grado.

Le hizo un llamado al gobernador, que, así como dio el informe de que se entregaban las instalaciones completas y en buenas condiciones lo hiciera valer.

Indicó que en el informe se dijo que eran 14 millones de pesos los que se habían invertido para la construcción y remodelación, y que considera demasiado dinero para lo que hicieron.

Antes de la llegada de los reporteros a la escuela, los profesores optaron por sacar a los alumnos antes de clases, además cercaron la entrada con cuerdas para impedir el paso.

Los padres de familia inconformes aseguraron que lo hicieron para que los reporteros no entraran a verificar los desperfectos, pues había sido orden del gobernador.

Además, se quejaron que la medida que tomaron puso en riesgo a los alumnos porque hicieron que se congestionara la calle, por donde seguían circulando los vehículos.

Los padres de familia confrontaron al director Policarpo Ramírez García, para cuestionarle el por qué había aceptado del gobernador la escuela en esas condiciones.

Por lo que el director les propuso ir a Palacio de Gobierno para llevar un oficio a Astudillo Flores sobre la situación del plantel. Los padres de familia aceptaron.